lunes, 18 de marzo de 2013

Dos tardes con una hembra y un macho de búho real, indistintamente

Hembra de búho real (Bubo bubo)

Cañón del río Mesa (Guadalajara) 7- Diciembre- 2012

El cielo está muy nuboso y el viento es muy frío. A las 16´40 horas tomo posición al lado de una gran roca desprendida en la costera por la que sube el pastor con su  ganado ovino. Plagio la voz del búho real y me contesta el macho a lo lejos pasados quince minutos, no parece estar alarmado, sospecha o simplemente elude el enfrentamiento. Su ulular se oye muy lejano, por ello, trataré de situarme en un lugar más elevado para proseguir. Escucho a la hembra ulular dos veces con su dulce y aguda voz. Cambio de nuevo al lugar definitivo, el frío es notable y, afortunadamente, voy bien abrigado. A las 17´55 horas la luz es deficiente y la hembra se posa a unos 50 m. de mi posición, no haciéndolo en ninguno de los tres salientes donde la luz impacta mejor, sino en uno interior en el que apenas hay visibilidad, eso sí, muy resguardada del viento frío que azota el mediterráneo paraje  de encinas y rocas. He disparado varias fotografías a 3200 ISO y a 60 de velocidad, la iluminación escasa no da para más, las fotos son pésimas. Una visible mancha blanca es lo que más resalta al posarse la rapaz simultáneamente y defecar sobre la roca. Mira atenta al frente, como esperando de nuevo otra señal de acercamiento, pero no contesto, cojo la cámara y disparo, el estridente sonido del obturador alerta al búho real que seguidamente mira hacia mi ubicación. Sin alarmarse demasiado (me ve como algo raro), vuelve de nuevo la vista al frente y sigue escuchando a su pareja con la que se reúne seguidamente ¿Por qué acude a una llamada que no es la de su pareja?

Sabemos por otros autores que las parejas de búho real permanecen cohesionadas todo el año y, cuando comienza el celo basta con la llamada muy audible del macho a la hembra, que no está lejos, para emprender el ciclo reproductor. No sabía y he podido comprobar, que les hace falta mantener la voz de contacto mediante reclamos o ululares para encontrarse, y no cesarán hasta que lo hagan, puesto que la acústica de los barrancos distorsiona mucho la procedencia de las voces. Sí, aunque parezca extraño, necesitan su tiempo para enfocar el sonido, sobre todo, cuando están a determinada distancia el uno del otro entre tanto eco.

 Advierte el sonido de la cámara y se gira hacia mí.


No huye, más bien pierde interés y, de nuevo, atiende al macho con el que se reúne poco después.

Cañón del río Mesa (Zaragoza) 3- Marzo- 2013

Son las 17´00 horas y estoy ubicado en el lugar que he escogido para conectar con el búho real si éste se presenta. El 6 de Enero a las 13´00 horas desde la misma arista del espolón calizo donde me he instalado hoy, intenté probar suerte pero, el búho no acudió. En este caso, a los cinco minutos de imitar su voz aparece contestando con energía mientras se acerca rápidamente a mi encuentro. Le contesto para que me localice, sin embargo, cuando lo hace, calla su voz y me mira fijamente. Sé que sospecha algo y, para dejar constancia de su presencia, si prisas pero con decisión levanto la cámara y disparo. Como estaba previsto, el búho, receloso, emprende el vuelo y se aleja. Al posarse en el escarpe, tras cruzar el barranco, ya no consigo localizarlo durante el resto del tiempo; el ulular retumba entre las paredes sin procedencia cierta.

He escuchado el reclamo áspero y corto de la hembra, que es el utilizado para conectar con el macho durante las ofrendas nupciales que éste le hace o, simplemente, para reunirse. También emite dos ululares (esta voz no es muy habitual en las hembras). Está muy cerca y por lo escuchado (no llego a verla) todavía no ha iniciado la puesta. Habitualmente, dependiendo de la meteorología, las parejas de búho real que habitan el cañón rocoso del río Mesa suelen iniciar la incubación entre la última semana de Febrero y la primera de Marzo.
 Macho de búho real (Bubo bubo)






Es la esencia pura de lo que más me satisface; interactuar con búhos en libertad. Sé que el macho de búho real no está allí por casualidad, ni por aguardarlo a escondidas mientras visita su posadero, ni visto de modo fortuito, no; el macho de búho real está allí de modo natural, por que lo he desafiado con mi voz plagiada y, es él, quién libremente, aunque sea por engaño, acude a mi encuentro. Es difícil rebuscar entre la riqueza lingüística de la RAE y hallar esas palabras clave que definan el hecho para explicarlo con la elocuencia real del momento vivido; vamos, por no decir imposible. Quizá habría que preguntar a otras personas qué es lo que sienten imitando a otras aves, e incluso, a quien se atreve con la voz del lobo recibiendo con escalofrío el aullido auténtico como respuesta del cánido salvaje. ¿Cuesta creerlo, verdad?...

27 comentarios:

  1. Adivino por tu relato, que debe ser algo mágico vivir esos momentos de interactuación con la pareja de búhos reales. Es fácil imaginarte imitando el ulular del macho y como éste contesta y se aproxima para inspeccionar al intruso que osa adentrarse en su territorio. En este caso, creo que las fotos son lo de menos; un simple testimonio de la gran experiencia vivida. Me apasionan estas cosas, como me apasionaban los documentales del gran Félix.
    Gracias por hacernos partícipes de tus correrías ; uno tiene la sensación de estar viendo un documental.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Interantísimos tus encuentros con los búhos. Yo desconocía hasta qué punto se puede interactuar con ellos, y desde luego no imaginaba que uno pueda incluso llegar a atraer su presencia.
    Se nota que hablas de ellos con el mismo tono que uno usa para los viejos amigos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Si tuviera que hacer balance de las mejores experiencias vividas en el campo a lo largo de mi vida,ten la absoluta certeza de que en cuanto a cantidad y calidad se refiere,las que he tenido con el búho real se llevan la palma con creces.Algo mágico y
    adictivo tiene esta hermosísima rapaz nocturna que,para quienes hemos tenido el privilegio y el honor de atesorar varios encuentros con ella en el monte,no existe metadona que valga para dejar de seguir yendo a su encuentro.

    ResponderEliminar
  4. El tema de los reclamos parece complicado aunque supongo que debe ser como todo, lo primero es atreverse e intentarlo. Este fin de semana me dieron ganas de imitar a unas perdices que estaban en una viña, pero al final no me atreví. Después de lo que estás explicando de los buhos creo que lo intentaré un día de estos con alguna especie más fácil de seguir que los buhos, claro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. - Pini: reconozco que no encuentro las palabras que quisiera para definirlo pero, es una sensación difícil de explicar y, quién haya tenido ocasión de verlo en directo coincidirá conmigo en ello. Salvo que es muy diferente cuando plagias su voz y lo sacas de su cubil hasta atraerlo muy cerca de ti, es indescriptible. Por otra parte, la rapaz aumenta su actividad pero no le genera una tensión extrema. Los machos defienden con ímpetu, como regla específica de su conducta territorial, la delimitación de su feudo; por lo tanto, parece estimulado ante estos imprevistos con un aire muy guerrero.

    Saludos


    - Carlos: estoy seguro que debe haber gente anónima que guarda sus hazañas de campo, capaces de cosas increíbles imitando sonidos de animales, sin embargo, por desgracia debido a su hermetismo, no conoceremos nunca.
    Hace muchos años que empecé con esta locura y soñando cosas inalcanzables pero, he de reconocer que no me imaginaba hasta dónde sería capaz de llegar el búho real con estas provocaciones.
    De momento Carlos, os dejaré descansar un poco para no ponerme demasiado pesado con el búho.

    Saludos.


    - Machosalvaje: me imagino que recordarás la secuencia de Félix con el Gran Duque y su comentario: “con mucho gusto nos quedaríamos con él pero, el búho real pertenece al campo”, entonces yo, por desgracia, veía los ojos del gran búho de color gris brillante, seguramente, el gris más bello que visto jamás.
    Te entiendo de sobras y sabes como tanta gente que ha visto a esta rapaz nocturna lo afortunados que somos.

    Saludos.


    - Pedro L.: recuerdo que todo empezó con tres amigos en la cola de un pantano en una dura época de sequía. Escuchábamos en Agosto el reclamo del búho real y como todos críos nos dio por imitarlo. Pensamos que llegó a contestar pero no le dimos importancia. Más tarde lo intenté sólo por el corte que me daba hacerlo en público y, empezó a funcionar tras muchos, muchos intentos.
    Sobre todo, por si acaso, no lo intentes con el búho real en horas de poca luz, no sea que des con el tono y te encuentres con una desagradable sorpresa. Hay que ir con mucho cuidado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Supongo que al imitar sus sonidos te sentirás mucho mas cercano a ellos ya que aunque sólo sea por un momento hubo una comunicación entre vosotros.
    Me encantan estos relatos y como me gustaría poder vivir yo momentos así.

    ResponderEliminar
  7. Para mi Leodegundia, es como infiltrarse entre ellos, ser un búho más. Está claro que, la voz es natural, jamás utilizaría reproductores de reclamos. Lo hago al descubierto, sin escondite, por lo que cuando me ven, guardan la distancia pero, les puede la curiosidad de su instinto. Los machos (no todos), muy territoriales, acuden prácticamente durante todo el año, con más bravura cerca de la época de celo; las hembras (no todas), acuden sólo en la temporada de celo. Es algo que no terminaré de agradecer nunca a la naturaleza, estas sesiones tan fascinantes con un ave que se mueve por la noche y de la que pensé que no llegaría a ver por no disponer del equipo necesario.
    Si pudieras vivirlo, estoy convencido que estarías en la gloria.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Lo mas valioso en este mundillo es la capacidad de preguntarse dudas que otros no se plantearían nunca.
    Quizás esto te venga de tener la nariz entre libros de Konrad o de Niko y demás ilustres. Y si eres capaz de cumplir el objetivo de dar respuestas a estas dudas... Perfecto!
    Enhorabuena por el trabajo que realizas con esta especie.
    Un saludo, Pablo.

    ResponderEliminar
  9. Você já é parte da história... um fenômeno natural... impressionante!

    Abraço...

    (obrigada por deletar meu comentário anterior... não sei o que ocorreu.)

    ResponderEliminar
  10. Muy interesantes tus encuentros con estas aves, yo no he llegado a tener una relacion tan estrecha con ninguna especie en particular.....y debe dee ser muy gratificante (si es con el Bubo bubo pues ya todavia mas!!).
    Quien sabe si con alguna pareja a base de aparacer por alli acaban viendote como una presa potencial y luego algun naturalista estudiando los restos de sus presas ve tu camara!! (je,je).
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  11. - La poza de la naturaleza: sí, algunos afamados naturalistas sugieren que lo más importante es hacerse preguntas, por que las respuestas no siempre están a nuestro alcance. Muchas respuestas se solucionan con exposiciones hipotéticas.
    Siempre compartí los datos sobre la estabilidad de las parejas de búho real pero, ya tengo mis dudas gracias a esta modalidad de observación. En el año 23- 12- 2000 tuve la ocasión de estar frente a una hembra de búho real tras imitar su canto la friolera de casi tres horas. En este tiempo, sin ocultarme, sólo me faltó tener plumas como la rapaz, volar hacia ella y entregarle la ofrenda ¿por qué se quedó ese tiempo conmigo?...Cuando callé y se escuchó al macho, entonces la hembra acudió hacia él ¿qué fidelidad es esa? Todavía hay más preguntas ¿por qué el macho no acudió? ¿Percibía el engaño? ¿Era tal vez un macho incapaz de luchar por su territorio? En fin, no acabaríamos nunca. Lo que más me importa es haber comprobado cierta infidelidad de las hembras a la hora de elegir, si tal vez, me tomó como un macho de su especie en lo referente a la voz.
    Konrad y Niko formaron un gran equipo de investigadores. Dice Lorenz que gracias a Tinbergen y su capacidad de experimentar, unida a la suya como buen observador, consiguieron con ello una relación simbiótica que, gracias a su eficiencia, les llevó a ser como los definieron merecidamente: padres de la etología. Ojala los hubiera tenido más cerca de lo que tengo sus libros.
    Estos relatos quizá, corresponderían más a David Attenborough ¿verdad?

    Saludos.


    - teca: gracias por tu interés sobre la entrada.

    Un abrazo…


    - Camperoinquieto: sinceramente, ha sido durante años mi gran pasión y vocación, digo esto sin desdeñar al resto de especies que también adoro pero, nada como el gran búho real.
    Sospecho que estas aves teniendo muy desarrollado el sentido auditivo, sabrán valorar mediante escuchas el tamaño de sus presas por el ruido que estas producen, por lo tanto, siempre que he ido a dormir, por si acaso, hago el ruido de un humano. De todos modos, cuando están en celo, es difícil con el escándalo que arman pegar ojo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Por empezar, las fotos me han dejado sin palabras ¡ te felicito ! las viví como si hubiera estado allí, en ese momento.
    Luego el relato vívido de lo acontecido, me enterneció.... ¡gracias!
    .......
    hablando de imitar, me gusta hacerlo con un pájaro muy hermoso el Venteveo(El benteveo, bienteveo, bichofeo, bienteveo común, cristofué, pecho amarillo, cierto güis, quitupí, pitogüé, comechile o chuchafría (Pitangus sulphuratus) es un ave paseriforme americana de la familia de los tiránidos) esto lo saqué de la Wikipedia) porque aquí se le dice Venteveo o Bichofeo (que de feo no tiene nada)y lo imito - al parecer bastante bien- pues se asoman y me responden por un largo rato.Me emociona, pues parece que fuera una conversación entre los pájaros y yo...Es tan hermoso todo eso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Es sobrecogedor cuando esta rapaz se presenta delante para interesarse por el intruso, la mirada es muy profunda y se palpa ese odio contra el competidor que genera el macho de búho real.

    Sé que pajarillo me dices, es del tamaño de un mirlo y lo vi en Brasil: bem-te-vi. El origen onomatopéyico del nombre tiene relación con su típica estrofa al cantar. Es un ave que me gustó muchísimo ya que alegraba las calles y parques de la ciudad.
    Me imagino tu modo de disfrutar con el ave, no te quepa duda. Para mi no hay nada mejor que interactuar con los animales si puedes comunicarte con ellos imitando sus voces.

    Saludos Mabel.

    ResponderEliminar
  14. Yοu testamеnt сome acroѕѕ sexuаlity basеd gameѕ, the most
    pop tro chοi. ӏt's vulgar that in orderliness the Japanese liberation of Phantasy Ace Online 2 motive not occupy any longer. Don't forget to Traνel to each
    field duгing the daу games Online Αсt аѕ Riԁ.
    In summаtion, οne mаy also Follow аcross a
    lot οf tro choi in Thither Wіѕh a drug-aԁdled quarterback going awау for
    the touchdown?

    Here іѕ my web blog :: game

    ResponderEliminar
  15. Placer volver a tu blogs, en especial esta nota de os buhos que amo , son magicos , la vida de ellos es preciosa. un abrazo desde el sur de america.

    ResponderEliminar
  16. Hermoso relato y experiencia, parece oirse ese ulular atravesando el aire frío de la tarde...¡Qué momentos!
    Te contaré un secreto, Javier: algo similar he llegado a conseguir con las musarañas. Imito su casi imperceptible chillido y acuden a mí (bueno, así ocurría hace mucho tiempo).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. -Anónimo: gracias por la visita.

    Saludos.


    - Maelgi: gracias por tu vuelta. Los búhos son bonitos pero, en su medio natural no son muy queridos por los vecinos, ya sabes. Las rapaces nocturnas son mi pasión y entre ellas el búho real. Me gustaría muchísimo, espero que ocurra algún día, ir por tu tierra para ver el búho de Virginia.

    Saludos.


    - Javier: este tipo de vivencias son lo más personal con las especies, por decirlo de algún modo, adoradas por mi. Por fortuna, he podido aprender y ver muchas cosas acerca del búho real gracias a la infiltración con plagio incluido. Ha sido la experiencia – que todavía no ha terminado- una fórmula para sorprenderme muchísimo más de la vida de estas aves.
    Pues a mí me gustan a rabiar las musarañas y, celebro como no podía ser de otro modo, tu capacidad de transformarte en una de ellas. Sinceramente, creo que tendrías que sacarle partido a esa beta por explorar y acaparar una tras otra las experiencias que seas capaz de arrancar a estos minúsculos insectívoros. Suerte de antemano si te decides de nuevo, no creo que hayas perdido la capacidad de imitarlas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Las fotos son geniales, me encantan este tipo de artículos tan bien documentandos e ilustrados

    ResponderEliminar
  19. Yo a eso le llamo hablar con ellos. Y entiendo el placer que te supone.
    Yo a veces les "hablo" a las gaviotas..., y cuando alguna de ellas gira su cabeza y me mira alucino!
    De acuerdo en que las primeras fotos son regularcillas, pero las otras me parecen magníficas. Esa mirada roja del búho... lo dice todo. ¿Y lo difícil que te resultaría sacarlo en vuelo?
    Me encantaría hacer esa ruta, los cañones me agradan especialmente.
    Pero lo que más me gusta es tu relato, felicítate por las ganas que da leerte!
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  20. Javier, sé que esto te pondrá feliz: hace un par de días hablé por teléfono con Clariana (pedí su número al hermano y le dije que si me decían que no, que no era conveniente hacerlo, no me sentiría afectada, ya que lo entendería) Me lo dió y con una hora específica para llamarla por celular. Y lo hice, ella ya estaba avisada y esperaba ese llamado mío, lo que le hizo mucha ilusión. No hablamos mucho pero fue lo suficiente como para saber que está mejor, que recuerda a sus amigos con todo cariño. Le dije que todos la echábamos de menos y que la queríamos mucho. La encontré pausada, calma, y muy coherente.
    Quedé muy sensibilizada y tuve que hacer mucho esfuerzo para no llorar porque me emocionó las veces que dijo "me hace mucha ilusión que me hayas llamado" Estaba realmente feliz.
    Le prometí llamarla más adelante (siempre con el consentimiento previo de su familia)
    Sé que te alegrará esta noticia, como a Teca que siempre la nombra y le escribe en su blog, y a tantos otros amigos que la quieren y la admiran, porque se lo ha sabido ganar, por su sencillez, su bondad y sus sentimientos a flor de piel,
    Un abrazo, Javier, hasta siempre, amigo

    ResponderEliminar
  21. Muito obrigada pelas notícias, Mabel G. Realmente eu fiquei muito contente de saber boas novas de nossa querida e doce Clariana. Rezo por ela e tenho muito fé de que tudo se resolverá.
    Feliz Páscoa para você e todos que aqui visitam.
    Um beijo especial para você e outro para Javier, que sempre nos acolhe bem neste blog.
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  22. Cara amiga Teca, muito obrigada pelas suas palabras e eu, também desejo-te um domingo maravilhoso juntamente com teus entes queridos. Abraços

    ResponderEliminar
  23. He leído tu entrada con gran detenimiento y me ido metiendo en el lugar y momento que cuentas, sintiendo y oyendo como el búho se acerca ante la llamda y he vivido tu entusiasmo final al comprobar como te responde. Entiendo tu emoción. No importa en estos casos la calidad de las fotos sino la historia que acompaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Thеre is a ωebsite created by
    the wives of Gаmes: These games are widely democгatіс among all age gгoups Onlу beсauѕе theу аre vеry
    innоνatiοnal, tοtallу fascinаting and quіte a wittу.
    The best thing with this glide pаth
    is that уou can focus on devіsіng
    lot to Intеlligеnce ѕerνicе, cognition, growing and lеаrnedness.
    I Feature hearԁ that a Whilе Enԁοгse the Sierгa
    game
    comрanionshiρ wаs а 4v4 strugglе in the flaνοur of clаssiсal Warcгaft IӏI maps Liκe Teсh Warѕ, Сіrcumboгeаl Τесh Wars, Civіlіzation
    Wагs, anԁ Саѕtling Fight.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  26. Fico feliz que você não tenha abandonado de todo o La naturaleza... percebo pelas mudanças que já ocorreram no design do espaço.
    Aguardo com esperança ler-te novamente e sempre!

    Abraço e felicidades...

    ResponderEliminar
  27. Entiendo que no encuentres palabras para describir lo que sientes, porque debe ser una experiencia increíble.

    El segundo set de fotos está muy bien; el primero era muy difícil por la falta de luz. ¿Probaste con medición puntual? ¿Tiras con RAW? También puedes probar a sobrexponer un poco, es algo que puedes arreglar luego con el ordenador sin que aparezca tanto ruido.

    Una bonita experiencia más, como nos tienes acostumbrados.

    ResponderEliminar