miércoles, 20 de enero de 2010

Nidos de chochín


Chochín (Troglodytes troglodytes)

Este pequeño pájaro de coloración pardusca, es una proeza sonora gracias a la potencia de su voz. Realmente, es lo más destacable de tan diminuto ser cuando no logramos localizarlo entre la maleza más espesa. Es nervioso, inquieto, pulula tan fugazmente de un lado a otro, que a veces, cuando lo hace sobre la hojarasca, parece un esquivo micromamífero. Colicorto y rechoncho, es uno de los pájaros mejor preparados para un medio tan caótico como la maraña vegetal apretada, donde el vuelo sostenido no cuenta para nada, solamente, la capacidad refleja mediante ágiles quiebros entre las ramas de la vegetación más espesa.


Pero no sólo la estridencia de su canto destaca por su brío; sino, además, su portentoso ingenio y laboriosidad constructora. Nada que envidiar a mitos, pájaros moscones, golondrinas dáuricas, etc.

El macho, ha de construir uno o varios nidos antes del emparejamiento. La capacidad de atraer a una o varias compañeras, depende de su elevada actividad como constructor, ya que las hembras, prefieren aparearse con ejemplares que les ofrezcan una mayor y mejor gama de dichas construcciones. Las parejas no son estables y las hembras, suelen cambiar de macho entre las dos o tres repeticiones de cría. Éste último, más ocupado en impresionar a las hembras, se limita a cumplir con el cortejo y la cópula, y escasamente con su papel en la cría de los pollos.

Los nidos son esféricos, y los materiales utilizados son principalmente musgo, hierbas, pequeños tallos y hojas, todo ello, perfectamente entrelazado y con un estrecho orificio de acceso. Los suelen ubicar en la roca, muros, árboles y corrales o, casas abandonadas.


Con el apoyo basal de un nido de golondrina común (Hirundo rústica), el chochín (Troglodytes troglodytes), habilita su elaborada construcción globosa con materiales vegetales seleccionados.



Al amparo de un pequeño diedro en la roca caliza, y protegido y mimetizado por la melena vegetal de la Sarcocapnos eneaphylla, este otro nido, deja asombrado a cualquier amante de los pequeños y cuidados detalles de pajarillos como nuestro protagonista.

18 comentarios:

  1. Tu relato describe con precisión las costumbres de este pequeñín que tengo siempre muy cerca de casa y que se me escabulle entre los arbustos cada vez que intento fotografiarle.Estupendo post y excelente dibujo.Saludos Javier

    ResponderEliminar
  2. Así que el macho, básicamente, es un atareado constructor que en los ratos libres se empareja y al que no le va mucho el papel de padre. Esperemos que no le afecte la crisis de la construcción.

    Gracias, Javier, por una entrada tan encantadora y constructiva como su protagonista que, por cierto, quedaría encantado con el retrato que le hiciste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa fotos nos ofreces hoy, Javier. Me encanta los datos que nos proporcionas de ese pajarito, que muchas veces aviva mi vista cuando lo veo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. -Esteban, gracias por el comentario. Suerte la tuya de poder disfrutar de esta simpática bola de plumas, tan pequeña, y tan escandalosa. Tendrás que tenderle una trampilla con alguna golosina de las suyas.
    Saludos.


    -Así es Javier.
    Lo que ocurre; a diferencia de tantos humanos de comportamiento similar es, que ellos por lo menos son grandes y excelentes trabajadores, aunque en labores de casa sean algo chochinístas (que mal suena, pero...)
    Cualquiera, no ofrece tantos pisos a una hembra.
    Tal vez con la crisis, tenga menos faena y más tiempo para ligar. Aunque ofreciendo menos..., no sé como le irá.
    Saludos.


    -Me lo imaginaba Luis que este pequeñín, sería también compañero ocasional en tus recorridos montaraces.
    Ya iré colocando rastros y señales para identificar hallazgos en los senderos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No paro de aprender contigo Javier.

    La verdad que no conocía nada de este pequeñajo con tan enorme voz.

    Un fuerte abrazo desde una fría Bélgica.

    A salto de mata

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada, enhorabuena de verdad. Este pajarillo que para muchos pasa desaparecibido y como bien has apuntado mide unos 8-9cms, y nos lo podemos encontrar en cualquier bosque fresco y zonas arbustivas con abundante sotobosque, pues es sedebtario aunque en invierno abandona cotas más altas y baja hacia zonas más bajas.
    Un saludo cordial
    (calceolusycentaureas.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  7. Son de agradecer esas explicaciones que adjuntas a las fotos. Gracias por compartirlas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. -Qué tal Miguel.
    La de perricas que me estoy ahorrando contigo. Esto si que es un negocio redondo y agradecido: te cuento cosicas de animales, y tú, me llevas de viaje.
    Cuidado, no te vayas a resfriar.
    Saludos.


    -Hola tocayo.
    Me imagino que te ocurrirá como a mí; nunca, a pesar de verlo cientos de veces, desdeño la oportunidad de observarlo de nuevo el tiempo que me permite antes de desaparecer.
    Saludos.


    -Bienvenido por aquí Javier Alonso.
    Creo, convencido plenamente, que la mejor manera de conocer y disfrutar de todos los lugares que nos ofrece este país, es, mediante el aporte de nuestras vivencias a través del blog.
    Gracias por pasarte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. qué hallazgos, esos nidos de Chochín tan chulos. Yo no he tenido la oportunidad aún de toparme con ninguno. Cosa que me gustaría.

    Lo que más me gusta de esta especie es ese canto estridente que tú apuntas ¿Cómo puede salir tanta voz de un cuerpecín tan chico?...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues eso Anzaga es una ruleta. Los nidos por descontado, son una maravilla, y hallarlos cuestión de suerte. Éstos, ya abandonados, se ubicaban en una senda el de la roca, y en el interior de un caserón abandonado el otro. Ambos, cercanos al agua.
    Opino como tú; la gracia del pájaro se complementa con esa cola empinada y esa chulería de potencia vocal con que nos asombra, no sólo por lo audible, sino también por lo melodioso.
    Los pájaros de plumaje pardo, destacan precisamente por la fuerza de su voz como el ruiseñor. Creo que es justo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Lo primero, guapísimo el dibujo. Eres un artista.

    Y muy curioso el chochín, me ha encantado el nido entre la vegetación. Un lugar bonito para vivir ;)

    Espero poder observar a este pequeñajo algún día.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Mamen. El dibujo es por la carencia de fotos.
    Con la cantidad de sotos de ribera en los que te has aventurado, dudo mucho que no te hayas topado con este pájaro. Tienes que prestar mucha atención a los arbustos y zarzas por los que se mueve.
    saludos.

    ResponderEliminar
  13. Bonito dibujo para una interesante entrada. También las fotos. Si lo escuchas antes de verlo, lo que suele ocurrir la mayoría de las ocasiones, cuando por fín consigues descubrirlo entre la maraña de vegetación, quedas asombrado al ver que de tan diminuta avecilla brote semejante canto. De su plumaje, lo que me encantan son esas finas líneas que lo atraviesan todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo contigo Lluís, sobre el detalle de las sinuosas líneas que hacen de su plumaje, un perfecto diseño de belleza y camuflaje.
    Desde luego, por tus dibujos, ya se ve claramente la percepción de tu vista, capaz de descifrar los más minúsculos detalles.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante nota informativa, El dibujo, siempre me pareció mas enriquecedor que la foto ya que por lo general aportan más detalles, enhorabuena por la bonita, artística y didáctica entrada. Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Excelente o seu blog, parabéns !

    Obrigada por estarmos juntos. Você vale ouro e, neste momento especial,tem um presente para você em nosso blog. Espero que goste.

    Atenciosamente,

    Raquel

    http://raquelcrusoe.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. hola!

    Hacce un par de dias me encontre un pajarillo moribundo en medio de una rotonda. Creemos que es un chochin, porque mide unos 5 centimetros, aun es una cría y debo de darle la comida en una papilla. Ya que veo que sabes bastante de estos animales,me preguntaba si sabias que debería ponerle en la papilla, para que le pudiesen aportaar todas las vitaminas.

    ResponderEliminar
  18. http://5.196.15.135/noticias-de-villaviciosa/opinion/la-foto-de-hoy---miradas-a-la-naturaleza-de-villaviciosa--en-pleno-esplendor-primaveral-

    ResponderEliminar