domingo, 9 de febrero de 2020

Buitre leonado aporta el primer palo al nuevo nido




He dejado que la historia de esta entrada terminara de hacerse, sin embargo, nada es definitivo.
Lleva tantos años el búho real Bubo bubo anidando en esta misma oquedad que resulta desalentador ver como otros animales la ocupan. En la naturaleza se defiende el territorio ante otros congéneres, pero el lugar habitable no tiene papeles, aunque pese al observador; es ley de vida. Las especies lo asumen estoicamente.

Sé que la rapaz nocturna revisa los nidos durante casi todo el año. Cuando miré la tierra del cuenco tras haberla alisado con las manos, pude comprobar dicha actividad (también la de otros merodeadores que se descubren con vídeo-trampeo).
Quería comprobar si las cabras abordaban el altillo nidal de la rapaz nocturna para saber si pudiera existir otra ubicación diferente que el búho real utilizara al serle arrebatado. Visitar el nido fuera del periodo de cría no implica ninguna molestia, ya que, fuera de ella, no tiene interés para la rapaz. No importa la de veces que el búho real visite el nido, parece que al final, cerca del período reproductor, es cuando la hembra se decide por uno u otro.

El receptor de imágenes estuvo unos días en la oquedad y, al recogerlo, no vi indicios de nada en particular. Todo cambió al descargarlas en el ordenador. Me impactó el privilegio de observar por primera vez cómo comienza el planteamiento de un nido nuevo el buitre leonado Gyps fulvus
21 diciembre 2020.


                                        


En la cámara exterior (modo fototrampeo) antes del vídeo, se fraguaba la consolidación de la pareja con una cópula (de otras tantas a lo largo del año). 
Todas las fotografías de la pareja de buitre leonado son anteriores al vídeo.



El ajustado fondo de la entrada, hacía difícil un encuadre mas espacioso. Sin embargo, se aprecia uno de los dedos del macho encima del dorso de la hembra mientras copulan.

Después de la cópula, un momento de distensión hasta reaccionar de nuevo con los preparativos para el nido. 


La cámara congela el momento en que la hembra prende el palito con el pico que dejará en el interior de la ajustada oquedad según se aprecia en el vídeo.


Un par de semanas después el cúmulo de leña gruesa que conforma la plataforma ya está construido. Sólo falta el forro mas suave para el cuenco.


Desde abajo, observo el nido del buitre leonado (a la izquierda está el del búho real). Han pasado cuatro semanas. No veo ningún avance en el mismo y, sospecho que lo han abandonado por causas desconocidas. 
Tal vez, los buitres no aguanten la presión de los vehículos que transitan por el camino adyacente. También, existe la posibilidad de molestia de la rama de higuera que sobresale sobre el nido, imposible de arrancar por los carroñeros.

Hace dos años, el búho real crió en la oquedad contigua que hay a la izquierda. Aquel año, la hembra y los pollos estaban ocultos entre el murete de las dos oquedades mientras contaba desde mi observatorio el desfile de romería de 113 personas por el camino. Dudo que el buitre lo hubiera soportado.

1 de febrero del presente año. La pareja de búho real se ha reunido en el posadero del macho frente al lugar de cría. Es posible que ambas rapaces hayan visto la eficacia constructora de sus vecinos los buitres leonados y, su posterior abandono. Por lo visto, puede que estén de suerte (lo sabremos para marzo) y ocupen la susodicha oquedad en la que, si es elegida por la hembra, podremos asistir a otro periodo reproductor de esta portentosa rapaz de la noche. 
Veremos el desenlace final de cría de esta pareja, tan presionada por buitres y cabras monteses en toda su cortadura principal.

5 comentarios:

  1. Una vez más nos das una lección de observación del comportamiento de estas dos especies. Sólo ellas sabrán elegir la mejor ubicación para su nido, teniendo en cuenta los múltiples factores que pueden influir en el éxito de su nidada. Luego,el tiempo dirá si han acertado o no.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me impresionó mucho observar gracias a la vídeo-cámara, el replanteamiento del buitre leonado para un nuevo nido. Ya comento que, no supe nada hasta ver las imágenes, perdiendo la oportunidad de haber documentado un poco mas el resto de la construcción. De todos modos, pienso que lo mejor de todo es el principio de la obra donde cada uno puede sacar sus propias conclusiones.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Fascinante. Me preguntaba cómo habías conseguido ese primer plano del principio, pero ya he visto la explicación. Seguro que los de la romería no eran conscientes del efecto colateral, por eso hay que educar a la gente, para que aprendamos que nuestra simple presencia tiene sus consecuencia en la vida de los animales.

    ResponderEliminar
  3. Estas cosas tan sorprendentes, a veces, sólo se consiguen con la tecnología. Pasar horas delante del objetivo es complicado, si embargo, las cámaras trabajan sin descanso y, son menos perniciosas con su escasa presencia.
    No hay que preocuparse con la gente de esta romería. El búho real está adaptado al bullicio de este lugar y por la cobertura vegetal se siente bien protegido.
    Estoy seguro de que el buitre leonado hubiera abandonado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Esperaremos a ver qué sucede finalmente con la cría de estas aves, que no tiene pocos contratiempos visto lo visto.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...