martes, 28 de marzo de 2017

Cuando se inundan los campos


El oxígeno es un elemento químico, no metálico y gaseoso, de número atómico 8, incoloro, inodoro e insípido, que forma parte del aire y que es esencial para la respiración y para la combustión.
Es obvio que científicamente no lo saben las gaviotas reidoras Larus ridibundus, las cigüeñas Ciconia ciconia, las garzas reales Ardea cinerea, y tampoco las garcetas grandes Ardea alba. Sin embargo, cuando el oxígeno escasea y desaparece gracias a la capa de agua que lentamente elimina su espacio al cubrir las tablas de cultivo, entonces, dichas aves si conocen sus consecuencias y, evidentemente, saben sacarle un gran partido. Basta con ver los campos anegados con las aguas del río Ebro y tras de sí una cohorte de aves que esperarán a que los invertebrados, micromamíferos, anfibios y reptiles necesitados del oxígeno para respirar, tengan que salir para hallarlo sobre la capa de agua que se lo impide. Entonces, las oportunistas cigüeñas, garzas y gaviotas darán buena cuenta de ello en un festival de color y bullicio, brindando con las capturas, el maná secundado por del agua que da y quita la vida.











12 comentarios:

  1. Las aves saben sacar partido de muchas situaciones "adversas" para la naturaleza y son unas grandes oportunistas a la hora de alimentarse. preciosas las fotos de las aves volando
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Basta con que se inunden las tablas de cultivo, sean labradas o cosechadas para presenciar este espectáculo tan atrayente.

      Saludos

      Eliminar
  2. Oportunistas avezadas las aves, y oportuno el fotógrafo que las sabe captar en suelo y vuelo para, además, completar con la oportuna explicación del comportamiento observado.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante estas inundaciones del terreno salen lombrices enormes, como la que captura la garza real, que bien podría confundirse con una culebra de agua.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Es por lo que me gusta algo los cultivos de arroz .
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, para los amantes de los limícolas son muy interesantes los arrozales.

      Saludos.

      Eliminar
  4. "A grota inteira tá chorando de saudade
    Da umidade que fecunda a terra seca
    Vital retalho do céu que manda pro solo
    Divino orvalho gozo que nos eterniza
    Intimidade que pertence à natureza

    Com essa imensa porção liquida riqueza
    Certeza de brotar do solo os alimentos
    Sustento eterno das matas do mar e vento
    Centro da vitalidade do universo
    Verso e reverso que reveste a natureza

    Está presente na terra em toda parte
    Na arte farta de tanta imagem poética
    Que alimenta a filosófica estética
    Clara cristalina límpida e forte
    É responsável pela vida ou morte em marte

    Se faltar aqui na terra tem tragédia
    Catastrófica será se vem de sobra
    e a nossa ignorância será mágoa
    Mas a nossa inteligência será trégua
    Quando sólidos e sós seremos água"

    Que beleza é a sua sensibilidade para ver tanta riqueza na simplicidade de cenas tão corriqueiras da natureza!!! Preciosa entrada, Javier, que me fez lembrar imediatamente da letra da canção de um artista nordestino brasileiro, Xangai, cantador e tocador de trovas e modas do nosso sertão.
    Grata por tamanha gentilieza de compartilhar esta graciosa vivência em palavras suaves e belas fotografias...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una canción muy ligada al resumen del momento vivido en la escena del desbordamiento ligero del río Ebro. El agua es una eterna aliada para la vida pero, también, supone su ímpetu desbordado la muerte de quien padece su furia.
      Como se dice aquí "nunca llueve a gusto de todos".
      Es fantástica la letra de la canción por abordar toda la capacidad buena y mala del fluir del líquido elemento tan imprescindible.

      Besos...

      Eliminar
  5. La naturaleza da a unos lo que quita a otros, pero siempre saber restaurar el equilibrio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el acierto eterno de la naturaleza; su dinámica es aprovechada por unos en perjuicio de otros pero, con un exquisito equilibrio.

      Saludos

      Eliminar
  6. Ya se que tiene poco que ver, pero me ha recordado a las gaviotas que veo por los campos persiguiendo las colas de los tractores segun roturan la tierra, sabedoras de que van levantando insectos. Vivo a bastantes millas de la costa y no se las ve por aqui en ninguna otra epoca, asi que me resulta interesante pensar en como lo han averiguado y como aprovecahn ese recurso. Oirlas me resulta raro: asocio fuertemente sus graznidos con el mar y al escucharlas me creo que unos metros mas para alante veré lás olas....
    Un abrazo, Javier!
    Anonima Eve

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguramente se trate de la misma especie; la gaviota reidora. Cuando los tractores laborean la tierra, hay un bando de aves detrás, aprovechando la gran oportunidad que les brinda el arado de la máquina. Saben muy bien de la variedad de insectos, reptiles y micromamíferos que irán saliendo al abrirse la tierra para capturarlos con ventaja.
      Estas gaviotas son habituales en el interior. Recuerdo verlas en Londres sobre el Támesis y, al lanzarles comida, la cogían en vuelo con una destreza increíble.
      Hay otras gaviotas típicas marinas como las patiamarillas, que también han aprovechado el tirón de los vertederos, y se las puede ver alimentándose en ellos. Incluso crían en ciudades del interior. La comida fácil está cambiando los hábitos alimenticios de muchas especies, además de su conducta para la búsqueda.

      Un abrazo

      Eliminar