domingo, 17 de enero de 2016

Un solitario narciso blanco (Narcissus dubius)



Ayer sábado 16 de enero recorriendo la base de unos cortados de roca caliza en los límites del Sistema Ibérico, hallé en su base un ejemplar solitario de narciso blanco Narcissus dubius, ya no encontré ninguno más, aunque tampoco miré con detenimiento. Florece, según bibliografías consultadas, en febrero, marzo y abril, por lo tanto, con esta observación contamos con medio mes más de anticipación. De todos modos, no es de extrañar con el invierno acaecido y los almendros en flor, que dicha planta también se haya animado a florecer con tan excelente tiempo.

En Aragón es muy rara en el Sistema Ibérico y pirineos, y escasa en la depresión del Ebro. Por lo tanto, me felicito por el encuentro de una sencilla flor que me gusta muchísimo.

 





Más información:





22 comentarios:

  1. Es sorprendente que pueda florecer ahora y en un lugar montañoso, que suelen ser más tardíos. Aunque con este tiempo tan raro cualquier cosa es posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está el tiempo bastante revuelto y, la cosa no es ninguna tontería. Espero que la sociedad asuma una sobredosis de concienciación para velar por las buenas costumbres para respetar el planeta.

      Abrazos

      Eliminar
  2. O clima está bem mudado em todos os cantos do planeta... preciosa flor...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más curioso es lo solitaria que estaba la pobre pero, bien altiva a pesar de todo.

      Besos y abrazos

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Es cierto, con lo rara que es en Aragón, es una suerte haberla visto.

      Saludos

      Eliminar
  4. Siempre es gratificante encontrar estas bellas flores silvestres,que nada tienen que envidiar a las cultivadas con los mayores mimos. Es una flor preciosa. Es normal que con las temperaturas tan altas de este invierno, las plantas activen su " metabolismo " para florecer.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez haga otra visita para interesarme por su abundancia.

      Saludos

      Eliminar
  5. El tiempo dió paso a una primavera temprana, pero ya llegó el frío.
    Por la zona de Canderario en primavera los hay son amarillos, está prohibido arrancarlos, cada vez salen menos, se dedicaban hacer ramos y venderlos :((
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay primaveras que son muy propicias para el narciso amarillo (Narcissus assoanus) y crecen por doquier. Recuerdo una concretamente en la que florecían en las repisas verdes de los cortados calizos. Se formaban unos mantos amarillos preciosos de estas pequeñas flores.
      Espero que se corrijan esas aficiones lucrativas en detrimento de la naturaleza de todos.

      Abrazos

      Eliminar
  6. El invierno que estamos teniendo es extrañamente "caluroso", y como siempre las plantas y los animales son los antes se dan cuenta del cambio climático que estamos sufriendo.

    Enhorabuena por las fotografías

    Un saludo desde León

    ResponderEliminar
  7. Entiendo que, nos daremos cuenta cuando esto sea mucho más preocupante y perjudicial a nuestro bolsillo. Lo peor de la especie humana es la poca vista y sensibilidad que tiene para proteger la naturaleza. Lo dicho; veremos cuando sus efectos destructivos nos cuesten dinero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Posiblemente el Narciso acabe derramando alguna lágrima, no tanto por ser testigo de su efímera belleza, sino por la que acabaremos de destruir y malmeter como nos lo sigamos proponiendo.
    No sé yo si el esfuerzo de unos pocos será suficiente, pero hemos de continuar para que al final pueda ser.
    Salud y Montaña, Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente, el narciso blanco, tan escaso en Aragón y, concretamente éste, fue hallado a un lado de la autovía Zaragoza-Madrid.
      En fin, que el peligro de destrucción de su hábitat es constante.

      Saludos Carmar.

      Eliminar
  9. A principios de enero, estaban los almendros de la zona centro de Albacete en flor, y también vi alguna orquídea abejera oscura a punto de hacerlo en el monte. Los almendros suelen florecer en febrero-marzo y las abejeras entre marzo y mayo, pero bueno, este año está siendo rarito el pobre.

    Qué bonito este narciso, lo conocía por las guías de campo. Que no se enteren los ingleses, tan amantes ellos de estas plantas, que luego los arrancan y los plantan en sus setos y campos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal Guillermico? Si, he visto almendros con una floración muy temprana. Ahora en mi pueblo, según variedades, algunos ya florecieron y, la mayoría lo harán próximamente. Por fortuna, va lloviendo lo necesario por aquí.

      Es la primera vez que lo veo y me hizo una ilusión tremenda; es tan canijo pero, con chulería vegetal.
      No he querido dar cuadrante precisamente por conservarlo.
      Este año habrá una olimpiada de flores que será alucinante; por lo menos, eso espero.

      Saludos

      Eliminar
  10. La flor es preciosa, y bien que merece las fotos. Otra cosa es que este invierno tan atípico la haya hecho salir demasiado pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será un año para guardar como ejemplo de la realidad del cambio climático.
      No sé si servirá de algo para tomar medidas algo más urgentes y serias.
      El narciso, de momento, brotó en un lugar muy resguardado y recóndito.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Hace tiempo que busco información sobre las flores en el antiguo Egipto, y sobre el narciso, leí que se encontraron restos de bulbos de narcisos en el cuello de Ramsés II , por lo que parece que tenía un significado funerario.

    Me encantó ver estas fotos aquí, porque también me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante Marga. No sé si te conté, me imagino que también lo sabrás, el afecto que tenían los Egipcios por sus mascotas a las que también embalsamaban cuando morían (me imagino).

      El narciso es una planta sencilla pero muy atractiva por su menudez y flor cabizbaja. Este ejemplar de flor blanca es muy especial por ser muy rara en la región aragonesa.

      Abrazos

      Eliminar
    2. Sí, conozco ese dato sobre el respeto que le tenían los egipcios a sus mascotas.
      En este post: http://jedena.blogspot.com.es/search/label/Gatos hablé de ello hace tiempo.

      Pero me agrada saber que conocías ese dato.

      Y supongo que allí en Egipto, hace tantos miles de años, debía haber muchos narcisos, y eso hace que me guste aún más.
      Por eso al ver tus fotos, fue inevitable pensar en Egipto.
      Abrazos.

      Eliminar
  12. Daba por hecho que lo conocieras, pues tienes una gran admiración por esta cultura. Yo lo supe cuando viajé a Londres y, en el museo (creo que tiene mas material egipcio que el propio país de procedencia), vi asombrado momias de gatos y, si mal no recuerdo, halcones.
    También admiro esta cultura pero, por desgracia, no tengo capacidad de acaparar tanto y, me conformo sobradamente con tus explicaciones en tu blog.
    El narciso, para mí, mas que mirarse el ombligo, es todo lo contrario, una flor tímida.

    Abrazos Marga.

    ResponderEliminar