domingo, 14 de diciembre de 2014

Gibão-de-couro o birro (Hirundinea ferruginea) y João-porca (Lochmias nematura)

Gibão-de-couro o birro Hirundinea ferruginea

A quienes pasáis por aquí os voy a mostrar dos pajarillos tan interesantes como cualquiera. Este es un blog para disfrutar observando y dedicar a los animales el tiempo necesario, aunque ello conlleve limitar la lista de especies vistas en el día.
Como es un pequeño inciso en el blog con especies vistas en hábitats brasileños, quiero aclarar que en las fechas del viaje era primavera con una temperatura extraordinaria en la última semana de octubre y la primera de noviembre del año actual.
Espero que los pájaros de hoy, a pesar de ser sencillos, entren en vuestra lista a tener en cuenta.



Sobre el río Campo Belo cruza un ajustado puente para dar paso a vehículos y transeúntes camino del Parque Nacional de Itatiaia RJ. Como haría cualquier caminante curioso,  me asomé y descubrí a un herrumbroso pájaro cuya firme mirada se repartió entre mi persona y el movimiento de sus presuntas presas. En su rama no permitía posarse a ningún otro pájaro y, como un papamoscas, la abandonaba a la caza de insectos voladores regresando a ella una vez concluía la ronda. Es extraordinaria la velocidad y los quiebros majestuosos que realiza tras sus víctimas. En un espectacular lance por la orilla del río capturó una hembra de caballito del diablo que engulló rápidamente sobre una redondeada piedra del río donde quedó reposando.
 
De este pájaro me quedo con su penetrante y afilada mirada, ocupada en interpretar las intenciones del fotógrafo y, simultáneamente, en atender las obligaciones de la caza 


El Gibão-de-couro o birro Hirundinea ferruginea como indica su género Hirundinea hace referencia a las golondrinas que tragan y capturan las presas en vuelo: ferruginea se refiere al color herrumbre, color óxido de su plumaje.
Es un ave paseriforme de la familia Tirannydae que mide unos 18 cm; su pico es ancho y  plano acabado en un pequeño garfio. No existe dimorfismo sexual. Se alimenta de insectos que persigue y caza al vuelo con gran maestría.
Habita paisajes rocosos pero acepta de buen grado las construcciones humanas donde cría en lugares protegidos como ventanas, huecos, etc…De un modo similar a la collalba negra Oenanthe leucura aunque en menor cantidad, acopia una base de piedras donde instala el nido con forma de cuenco construido con finas hierbas; allí deposita de dos a tres huevos.
Se distribuye solo al este de los Andes, discontinuamente por la cuenca del Amazonas hasta la costa Atlántica. En Brasil, Colombia, Venezuela, la Guayana francesa, Guayana, Surnam, Paraguay, Perú y Uruguay. Se observa también en el noroccidente de Argentina.

Captura a sus presas en vuelos realmente espectaculares

Gibão-de-couro con un caballito del diablo recién capturado

João-porca Lochmias nematura

João-porca Lochmias nematura conocido también como capitán de la basura, presidente de la mierda y otros nombres despectivos, es un ave insectívora. Prospecta todo tipo de bosques de ribera y está muy arraigado a lugares ribereños como ríos y zonas empantanadas. Rebusca entre las hojas levantándolas si es preciso, también prospecta el musgo que crece en las piedras de los cursos de agua. Seguramente en los desagües y espacios urbanos más contaminados y carentes de limpieza aproveche este pájaro para capturar insectos y sus larvas pero, no es puerca ni basurera el ave por cazarlos en lugares insalubres, más bien la responsabilidad corresponde a la especie humana por ensuciarlos y deterioralos. Por ello, creo que el apodo le sobra. Macuquito, riachuelero y saltarocas punteado definen bastante mejor a este pajarillo vivaz y muy activo.

 
El joão-porca es un ave paseriforme perteneciente a la familia Furnariidae. Es un pequeño pájaro de unos 15 cm de altura. Su pico es curvo y el plumaje es marrón oscuro en la zona dorsal (la cola es mas oscura); el pecho y el vientre está tachonado de blanco; las cejas son blancas al igual que la garganta.
Habita lugares húmedos donde halla su alimento basado en insectos que captura moviendo hojas, entre el musgo etc…para ello no tiene reparo en mojarse las patas durante su búsqueda. Como otras aves insectívoras recurre a los desagües donde las presas abundan. Recuerda mucho a nuestro chochín Troglodytes  troglodytes desenvolviéndose por la maraña de arbustos. El ejemplar que logro observar resulta llamativo y tan espontáneo que se deja ver fácilmente sobre los enormes cantos rodados del río. Canta con potente voz, y recorre los recovecos de las rocas en busca de insectos hasta que el El Gibão-de-couro lo expulsa de su territorio por competidor.
Excava en los taludes de ribera una galería donde construye un nido esférico al fondo con entrada lateral; en él deposita normalmente dos huevos.
Se distribuye geográficamente por el sur de Bahía, hacia el oeste a Goiás y Mato Grosso y el sur, a Rio Grande do Sul. Se encuentra también en Paraguay, Uruguay, Argentina y, a nivel local, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y Panamá.

 
El canto de este paseriforme es estridente y fácilmente identificable por su tono machacón 



16 comentarios:

  1. Duas preciosas espécies do meu país que não me lembro de já ter visto... agradeço o seu tempo de observação e pesquisa nos proporcionando esta doce entrada... um deleite as suas graciosas vivências e belas imagens... beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un lujo de oportunidades acceder a un país con tantas aves interesantes. Un verdadero sueño para un observador.
      Gracias amiga Teca.

      Un abrazo...

      Eliminar
  2. Dos amiguetes muy majos, el primero ha resultado un tiránido en toda regla con sus cacerías y su mala leche hacia otras aves, y el otro con la carga de aguantar motes guarros como cuando en España le decimos comemierdas a los alimoches, cosa que encima pasa con aves muy útiles.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, buena gente en realidad pero, ya sabes, donde hay buen lugar para trincar, no mola compartirlo y, más, recorriendo los mismos pedruscos.
      Si, los alimoches y buitres en general son aves muy vilipendiadas por gente mediocre aunque sea sólo verbalmente.

      Saludos

      Eliminar
  3. Muy didácticas las explicaciones aunque con mi mala memoria dudo que me acuerde de estos nombres. Dos bellas aves la primera con aire de curruca y la segunda casi de no se..
    Un saludo
    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tendrías que verlas en directo para guardar de ellas ese recuerdo indeleble el resto de tu vida.
      Ya verás como en tu primer viaje al extranjero flipas con todas las novedades del lugar.

      Saludos

      Eliminar
  4. Para todos los que nos gustan las aves, cualquier pajarillo nos resulta atractivo e interesante, sin importarnos el color, diseño, tamaño, canto o comportamiento. A todas les sabemos sacar " partido .
    Los ojos y mirada del Gibao me recuerdan a la Curruca mirlona
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí has le has dado Pini. Unos minutos de dedicación para dejar que el pájaro se confíe y, seguidamente sin esperar mucho (a veces) salta y ¡zas! nos sorprende con una observación para el recuerdo.
      Tienes razón, es tan penetrante como el de la mirlona pero, menos mal que no tiene el iris de color tan vivo como el de ella, sino, resultaría temeroso.

      Saludos

      Eliminar
  5. Esto de los pájaros "sencillos" me ha recordado a San Francisco. No, desde luego no hay milagro pequeño. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al margen de la vestimenta parda o colorida de las aves hay detrás de su mirada un mundo de sensaciones que conectan con el observador, deleitándolo.

      Saludos

      Eliminar
  6. Para mí son preciosos los dos. Me ha encantado este reportaje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como las flores ¿verdad Teresa? Quién puede decantarse por la más bella si lo son todas.

      Saludos

      Eliminar
  7. Guapísimos los dos, que suerte poder ver esos bichos en su espacio natural, eres un privilegiado. Saludos cantábricos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que las especies vistas fuera de su lugar de cría, bien merece la pena, para completar mas la observación, verla en su lugar de origen y disfrutar de su ciclo biológico mas importante.

      Saludos

      Eliminar
  8. Es increíble el mal que le puede hacer a cualquier especie una mala fama, peor aún cuando ni siquiera está justificada más que en unas observaciones erróneas. Acabar con esas "leyendas negras" es uno de los objetivos de la buena divulgación, como la que haces en este blog. Sin duda, la mejor manera de educar en estos temas, es enseñar y mostrar que esa ave no se merece los calificativos que se le dan.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me eché las manos a la cabeza con semejante despliegue de incoherencias insultantes para un pájarillo muy movido. SI tuviéramos que hacer una lista de pájaros con la misma conducta en torno a los desagües empezaríamos por lavanderas (todas), mosquiteros, bisbitas, etc... Tengo una gran lista de aves congregadas en la depuradora de aguas residuales y no por ello se las ha de rechazar, más bien, comprender la oportuna manera de aprovechar todo tipo de nichos con los que beneficiarse.

      Saludos.

      Eliminar