domingo, 23 de noviembre de 2014

Beija-flor de fronte violeta Thalurania glaucopis


La vida se escapa aceleradamente y, a cierta edad, lo notas más si cabe. No es un pensamiento pesimista ni derrotista, todo lo contrario, es una manera positiva de no perder precisamente ese tiempo del que se alimenta la vida.
En mi segunda visita a este maravilloso país de naturaleza tan radiante, Brasil, de nuevo, he tenido la fortuna de toparme con la misma especie de colibrí. No me importa, viajo para ver nuevas especies pero, no desdeño la gracia de las más comunes que, como el colibrí de frente violeta, tan accesible, es el único que me ha permitido fotografiarlo tras posar lo suficiente. Siento perder el tiempo cuando no doy pie con bola persiguiendo infructuosamente a estas diminutas criaturas que no paran ni un momento quietas delante del visor de la cámara. Así que, para no perder detalle, opté por disfrutar directamente de su maravilloso vuelo y sus fulgurantes cambios de dirección mientras zumbaban como abejorros entre las flores. No puedo ocultar mi abstracción ante estos seres tan portentosos.

Macho de beija-flor de fronte violeta Thalurania glaucopis


El beija-flor de fronte violeta Thalurania glaucopis es un ave apodiforme de la familia Trochilidae. Los machos lucen un verde brillante generalizado con la parte superior de la cabeza y frente de un destacado tono violáceo. En la hembra, el verde se extiende solamente por la parte dorsal incluida la corona, siendo la parte interior de color blancuzco. El tamaño del macho es de unos 11 cm; 8´5 cm en la hembra. Su pico mide 1´8 cm y la lengua 4 cm con la que acceden fácilmente al néctar de las flores de las que se alimentan perforándolas si es preciso; consumen también pequeños insectos.
Se le puede ver en zonas degradadas de parques y jardines y en selvas secundarias, aunque su hábitat natural es la selva húmeda semitropical y tropical.
 

El día nuboso con llovizna suave, no era el más propicio para fotografiar por la falta de luz. Sin embargo, allí revoloteaba este colibrí entre rojas flores de Malvaviscus arboreus culminando sus recorridos en su posadero, una rama seca desde donde arreglaba su plumaje humedecido por la fina lluvia. Sus rémiges quedaban por debajo de sus rectrices, una postura característica del ave.
Paseando por pequeñas poblaciones como Maringá y Maromba en la región de bisconde de Mauá en Rio de Janeiro pude observar varias especies de este minúsculo volador, aunque no tuve la fortuna de fotografiarlos.
 
En los picos de su máxima actividad este pajarillo se muestra muy agresivo.
 
Hembra de beija-flor de fronte violeta Thalurania glaucopis

Beija flor preto Florisuga fusca.

Los bebederos para atraer colibríes son muy utilizados, a la gente les encanta la visita de estos pájaros. El néctar artificial se prepara con una parte de azúcar y tres de agua, según la cantidad que se precise. La limpieza del bebedero es fundamental.

22 comentarios:

  1. Preciosos los colibríes. Ya me gustaría a mí poder disfrutar de sus ágiles y rapidísimos vuelos para chupar el néctar de las flores.
    Esto de la búsqueda de especies concretas es una lotería. A veces, cuando menos lo esperas, se te presenta alguna especie que no has visto nunca y, otras, por más que buscas, no las encuentras.
    Saludos
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes Pini, para poder disfrutar de estas avecillas no tiene nada mas que ponerte las pilas e ir a verlos. Es mas fácil y económico de lo que parece. Además de los bellísimos
      colibrís descubrirás una gente maravillosa.
      Cuando sales fuera, para mí, lo que importa es vivir el momento sin obsesionarse...

      Saludos

      Eliminar
  2. Senhores velozes e delicados do meu país... uma beleza!

    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cada rincón hay siempre aves ocultas que cuando salen destellan con sus colores metálicos haciendo las delicias de cualquier amante de la naturaleza.

      Un abrazo...

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Si que lo son Teresa, sin duda, pequeñas joyas con vida propia.

      Saludos

      Eliminar
  4. Has logrado unas hermosas fotos de un picaflor magnífico, que solo pude ver un vez hasta ahora
    Los picaflores son aves maravillosas que tengo la gran fortuna que vivan en mi zona de residencia de las cuales hay 3 especies. Más al norte de mi país y en el límite con Brasil, hay muchas más y en una casa de familia que permite visitas de turistas se pueden ver muchas más especies tanto de picaflores como de otras especie muy bonitas te paso un enlace por si te interesa ver: http://aves-argentina.blogspot.com.ar/2013/07/jardin-de-los-picaflores.html
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cosas, es la segunda vez que visito este país y la segunda que fotografío al picaflor de frente violeta al igual que al picaflor negro; eso sí, con un día nuboso ambos. Con otros ejemplares no tuve tanta suerte. Son cosas que ocurren y, por otra parte, no deben desanimarnos. Es una lástima no tener mas tiempo disponible para apurar las oportunidades que siempre parecen pocas. Tienes una buenísima colección de picaflores. Tendré que esperar otra oportunidad y, seguro que les dedicaré mas tiempo.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Suas fotos ficaram muito belas. As aves são um encanto para o olhar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, é uma mordomia que estejas tão para perto de estes velozes e preciosos pássaros.
      Boas-vindas.

      Cumprimentos

      Eliminar
  6. ¡Qué preciosidad! Estas avecillas son de lo más impactante del mundo de la ornitología. Lo que no había visto nunca son esos bebederos tan chulos, con sus pétalos y todo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la última alternativa cuando no has podido verlos lo suficientemente a gusto como para retirarte completamente satisfecho. Siempre los busco en su ambiente natural pero, cuando no hay mas remedio, no desdeño estos artilugios que los atraen, Este es muy original, como dices.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Afortunado tu de poder admirar en vivo estas maravillas de la naturaleza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también, Tejón. Todos los que observamos la vida con admiración somos afortunados.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Cuánta sabiduría encierran tus palabras, Javier... "no perder el tiempo" pues la vida pasa de prisa. Es mi consigna también. Las fotos son espectaculares, es un "oda a la vida". Realmente hiciste muy bien en señalar que los bebederos para los colibríes deben ser debidamente higienizados en forma regular, porque de lo contrario se infectan y mueren... Hermosa entrada llena de vida y colores ! Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando formulamos estas palabras, creo, o por lo menos así lo pienso, que vivimos dichos momentos con la naturaleza de modo muy activo y con gran admiración y sentimiento. Por lo tanto, soy consciente de cómo la prisa me apura cada día más para vivirlos.
    Me encanta como la gente disfruta ilusionada con los comederos y bebederos que ellos instalan para las aves en el jardín de sus viviendas. Como cuando la ocasión lo permite, miran atentamente, por ejemplo: a una familia de capibaras o cualquier ave cercana a su mirada curiosa. En fin, sólo sé que cuando topas con gente encantadora también ellos forman parte de tu ilusión por la vida.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Veo que has vuelto a pecar con Brasil. Cuidado con el gusanillo de viajar, ja,ja. Las fotos son preciosas (supongo que no les afecta el flash) y tienen mucho mérito, ya que no paran quietos. Yo disfruté mucho de un bebedero de esos artificiales en Costa Rica, un país pequeño pero que te iba a impresionar desde el punto de vista natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja..ya me gustaría hacer un tercio de los viajes que has realizado que, por supuesto, me alegro y mucho de ello. Creo y espero que no, puesto que sólo era un apoyo para subir la velocidad de la cámara para congelar la imágen, había bastante luz. Costa Rica tiene una gran variedad de colibríes y, además, fáciles de observar mediante estos bebederos. No creas que no lo tengo en mente pero, lo malo es éso, los peros de la vida. Haré lo que pueda.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Unas joyas vivientes estos bichines. Me dejan pasmado esas grabaciones en las que se ve cómo "cambian de color" al moverse y reflejar el sol de distinto modo, verlo personalmente debe ser una maravilla.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la naturaleza y sus criaturas pero, también me gusta que las nuevas citas o, citas nuevas sean de especies muy diferentes de las europeas. Por poco que vea, me doy por muy satisfecho. Nada tiene que ver observar las aves en exposiciones aviarias a verlas en su ambiente natural, nada, por muy bien cuidadas que estén. Es indescriptible presenciarlas.

      Saludos

      Eliminar
  12. http://viveverdevivelibre.blogspot.com hechenle una miradita es para crear conciencia se ira actualizando muy seguido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, hace falta mucha mas conciencia y, para ello, nada mejor que seguir admirando todas los seres vivos que habitan con nosotros el mismo planeta.
      Gracias por pasar.

      Saludos

      Eliminar