martes, 14 de mayo de 2013

Martina, martín y mosquitera.


El otro día acudí a la orilla del río en horas de luz escasa y los mosquitos abundaban por doquier; era la tarde perfecta para los insectívoros. Quería hacer un leve seguimiento de la pareja de estos alcedínidos para saber que todo seguía su curso. Afortunadamente, el cauce del río no rebasaba los límites de seguridad aún con las últimas lluvias acaecidas. La moderada temperatura también estaba sujetando bastante la nieve en la sierra pirenaica, evitando la temible mayencada (término aragonés que define el deshielo en mayo) por el que aumentaría desproporcionadamente el nivel de agua del Ebro causando verdaderos destrozos a los intereses humanos de la ribera y, también, a la vegetación y la fauna.
Vi que cuando el macho emitía un agudo reclamo la hembra aparecía rauda de algún lugar o, también, salía del interior del nido para recoger la presa que éste le aportaba para entregarla posteriormente a sus pequeños.
Del nido cuelga una larguísima raíz que es utilizada ocasionalmente por multitud de pajarillos como la lavandera blanca (Motacilla alba), papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) ruiseñor común (Luscinia megarhynchos) y una curruca mosquitera que, vista por el macho de martín pescador en ése preciso momento, fue desalojada inmediatamente del lugar. La raíz utilizada como apoyo, es la conocida como regaliz de palo (Glycyrrhiza glabra).
Poco más que contar, solamente, reiterar la admiración que siento hacia esta portentosa y celúrea avecilla de vertiginoso y fugaz vuelo que siempre me roba la mirada. 

 Hembra de martín pescador (Alcedo atthis)


 Curruca mosquitera (Sylvia borin)


 Macho de martín pescador (Alcedo atthis)




35 comentarios:

  1. Os contesto dentro de unos días. Que lo paséis bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Do seu campo de observação não escapa sequer um mosquito! Que preciosos passarinhos!

    Beijos doces e ternos para o amante da natureza mais espetacular que eu já tive a oportunidade de ler...

    Até a volta! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias teca, eres ya una de las grandes amigas en este rincón de la naturaleza. Gracias por estar.

      Un abrazo...

      Eliminar
  3. Buenas fotos con la presa en el pico y todo, pero la foto en la que se ven el pájaro y su reflejo en el agua es ya una pasada. Supongo por tu comentario que estarás fuera un tiempo, ya nos contarás...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suelen gustar más las fotos con algo de panorámica, pues resumen mejor el entorno del ave. La del reflejo fue muy oportuna al estar a más altura que el martín.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Magníficas fotos, acompañadas, como siempre, de un texto que te transporta por momentos al escenario en el que se desenvuelve la historia de esta preciosa pareja de aves, que no dejan indiferente a nadie y que una vez que la ves, estás deseando de poder echarle de nuevo la vista encima y disfrutar de sus idas y venidas y de sus reclamos. Un apena que se tan esquiva.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acordé de ti cuando hice la foto del reflejo. Pensé...vaya, me ha salido un marcapáginas para Pini.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Bonitas imágenes del martín, es espectacular esta especie, por aquí por el río Alfambra no hay martines, "qué envidia sana os tengo a los que podéis disfrutar de él. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aunque no veas a los martines tendrás la oportunidad de ver al mirlo acuático que también da mucho juego; a ami me gusta a rabiar.
      La zona del río Alfambra es espectacular, tienes mucha suerte.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Gracias a tus fotos pasé un momento muy agradable contemplando a estas bellas aves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, de ver naturaleza y descubrir algún comportamiento anecdótico que nos alegre más el día.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Es admirable este pequeñajo con colores de fauna africana.
    De momento sólo veo a los martines cuando salen volando a ras de agua, con excepción de uno que se me posó cerca de potra.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado en ríos de cauce reducido, en el Ebro hay bastantes y, cerca de la zona de población es bastante fácil de ver, pues se llegan a acostumbrar al tránsito de la gente.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Son precisos los martines. Me pasa con ellos como con los aviones a reacción, que parece mentira que se sujeten en el aire. Dan la sensación de desproporcionados.
    A mi estanque vino una vez uno a zamparse los peces, pero lamentablemente no lo he vuelto a ver. Estaría dispuesto a sacrificar algunos pececillos por tenerlos a la vista.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto y, además, me ocurre lo mismo con el mirlo acuático, con ese cuerpo ovalado y unas alas minúsculas difuminadas mientras escapa río abajo.

      Quizá podrías provar con una descarga de tierra cerca del lago para hacer un talud de metro y medio para atraerlo y que críe. Sería espectacular.

      Saludos.


      Eliminar
  9. Buena serie de fotos, con todo lujo de detalles, como sucede en la última donde el agua deja la huella de una zambullida, imagino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aciertas de pleno. Lástima que el ave asciende de vacío.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Qué buenas fotos! Es precioso el pequeñín pescador! Yo sólo he tenido la suerte de verlo una vez, y casi ni esas, veloz como un rayo que es él! Saludos Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también se puede disfrutar de su vuelo fugaz mientras expande el azul metalizado de su dorso destellando mientras se aleja.
      Seguro que lo disfrutaste muchísimo.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Qué bonitos esos colores, es increíble que la naturaleza pueda producir plumajes con esos tonos azules que parecen eléctricos. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me canso de observarlo pero, no quiero abusar de tanto martín. Te animo a que lo busques en tus carreras por la orilla de algún río.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Que primeros planos tan bien logrados, y como no, que pajaritos tan bonitos.

    htt://www.callerural.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto está algo recortada a pesar de usar un 400 mm puesto que no me gusta acercarme mucho a los nidos. Gracias.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Lo he visto y resulta impactante. En el documental de El Hombre y La Tierra hay un capitulo dedicado al martín pescador, donde se aprecia mediante la filmación, toda la técnica de pesca de esta ave tan precisa.

      Un abrazo...

      Eliminar
    2. Obrigada por me informar de tão maravilhoso filme sobre o martim...
      Veja: El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El martín pescador

      (Estou aproveitando o finalzinho de minhas tão desejadas férias...)

      Beijos, amigo.

      Eliminar
    3. Todavía siguen siendo unos documentales muy vigentes de la naturaleza actual, aún con los medios tan sofisticados del momento que, no dejan atrás a los miticos reportajes de Félix.

      Un abrazo...

      Eliminar
  14. Bueno, estaba segura que había comentado en este post, pero no aparece. De todas maneras, lo vuelvo a hacer: te digo que las fotografías son impresionantemente hermosas, son para un premio.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mabel y celebro que te guste el encantador pajarillo azulado.
      Él si que es de premio por su belleza.

      Abrazos.

      Eliminar
  15. Los martines pescadores siempre me han parecido la más preciada joya de los ríos, un auténtico lujo de diseño tropical.
    Saludos junto al río.

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que cuesta pensar que un pájaro que está tanto tiempo a remojo, utilice un impermeable de colores tan vivos. Me imagino que el mirlo acuático andará preguntándose que, es cierto, por qué él tiene que ir de pardo y blanco y otros llamar tanto la atención.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Muy chulas fotos! y esa mosquitera que entremes mas suculento!
    Lo bueno de quedrase quieto ante un buen posadero e s que a vces viene algun no invitado y se produce la sorpresa.
    Mis mejores fotos de martin son esperando a una nutria.....que nunca aparecio!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  18. Qué cosas, yo esperando el lince en un paso pedregoso sobre el río, pude ver a la nutria nadando con su soltura habitual.

    Saludos.

    ResponderEliminar