domingo, 1 de julio de 2012

Los nuevos colirrojos inundan nuestros montes.




En un viejo nido de avión roquero sobre dos metros del suelo y ubicado en la entrada de una cavidad rocosa bastante ancha, donde en ocasiones se encerró al ganado ovino, tenía sus pollos el colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros). La observación fue hace cuatro años, concretamente el 26- 7- 2008. Los pollos eran muy pequeños y la hembra no descansaba aportando continuamente, a intervalos de unos cinco minutos y sin exceder la distancia de unos 50 metros del nido, todo tipo de insectos que era capaz de recolectar entre la reseca vegetación, las piedras y las grietas de la roca. Era un incesante ir y venir el de este pájarillo para colmar las necesidades alimenticias de los pequeños pollos y limpiar además el cuenco.


Dos semanas después, el nido estaba vacío. Vi a la hembra, solitaria, en las cercanías pero, ni dentro ni fuera había rastro de los jóvenes. Era insuficiente el tiempo trascurrido para que los pollos se hubieran desarrollado en condiciones, volar con soltura y alejarse demasiado. Por otra parte, la única aportación de la hembra sin la colaboración del macho, desaparecido por causas desconocidas, tuvo que ser determinante en el fracaso indudable de la cría.

En invierno el tono negro del macho es más escaso.

El colirrojo tizón puede hacer hasta tres puestas al año y, en ocasiones, la bigamia del macho le lleva a atender dos nidos simultáneamente.
Los pollos en el nido, pueden ocuparlo durante tres o cuatro semanas según el grado de dificultad que haya para abandonarlo, dependiendo entre otras cosas, de la inaccesibilidad del mismo.  
  
Plumaje nupcial del macho muy contrastado. Negro como el tizón con su incandescente cola.

 La hembra luce tonos más apagados, necesita pasar más desapercibida.

Ceba para un volantón.

En estas fechas, hay diferentes edades en los pequeños colirrojos. Los progenitores andan muy ocupados alimentándolos. Normalmente, cuando abandonan el nido solemos ver a los machos cebándolos, ello es debido a la preparación de la segunda o tercera puesta de las hembras, que se ocupan además, de construir el nido. Los machos nutrirán a los jóvenes durante unas dos semanas más.

Desde sus atalayas, se dejan notar ante otros competidores con su voz inconfundible.

Con una buena percha cercana al nido, este pollo precoz se aventura beneficiándose al aventajar a sus hermanos en las cebas.

Joven completamente emplumado. Durante este estado de crecimiento han adquirido ya algunas costumbres de sus progenitores, sobre todo, a la hora de establecerse en puntos altos para defender su parcela frente a otros jóvenes.



28 comentarios:

  1. Desde hace un tiempo vengo observando que por los alrededores de mi casa hay un colirrojo tizón, totalmente negro y cuando despliega un poco la cola la tiene de un rojo intenso. Es pequeño pero precioso.
    Bueno, en realidad no se si es siempre el mismo o hay mas, lo que si se es que hasta ahora no fui capaz de hacerle una foto porque en cuanto detecta un movimiento se larga a toda prisa.

    ResponderEliminar
  2. muy guapa a entra da de colirrojos, lastima lo del nido del 2008, en los pueblos son de los que más se dejan notar , lo dicho buenas fotos
    saludddddd

    ResponderEliminar
  3. Estupendas fotos de esta preciosa ave, a la que le gusta llamar la atención y que la miremos, o a mi, me lo parece. Buen documento gráfico mostrando las diferentes libreas que muestra, según su sexo y edad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Uma preciosidade de postagem... que lindos passarinhos em suas diferenças idades... muito ricos, Javier... típico de um observador atento e gentil com a natureza que o cerca...
    A quarta foto está uma graça: dá a impressão de estar chamando, cantando, ou reclamando de algo... muito mimoso.

    Boa semana, amigo querido.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  5. Interesantes datos (tres puestas-bigamia) que desconocia. Las fotos acompañan perfectamente el texto y nos has acercado algo mas esta ave tan conocida un poco mas.
    Este año descubri donde anidaban en mi urbanizacion (dentro dela sala de motores,entran por la rejilla!)
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  6. Hola

    Interesante que tan jóvenes empiecen a mostrar ya los comportamientos territoriales. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Interesante y didactica entrada, saludos.

    ResponderEliminar
  8. - Abedugu: no son muy amantes de la amistad con otros congéneres pero, si sobreviven el tiempo necesario, si criaran los mísmos. Para el invierno, es posible que roten varios ejemplares buscando alojamiento con alimento adecuado.
    Tiene un atractivo muy especial el colirrojo tizón.

    Saludos.


    - Tomás: el lugar era tan interesante para observar que lo escogí sin dudarlo. No había visto nunca un nido de esta especie utilizando otro, como por ejemplo: el de avión roquero.
    La pregunta fue… ¿Qué le ocurrió al macho de colirrojo?...

    Saludos.


    - Pini: que diferencia entre la costumbre de este peculiar pájaro al ocupar los lugares más altos de sus atalayas y la primera foto, donde busca insectos con que alimentarse a ras de suelo, desapercibido.

    Saludos.


    - teca: en la cuarta foto, el macho está contactando con los jóvenes que andan por los alrededores, quizá, advirtiéndoles del peligro de mi presencia.
    Gracias por tu visita siempre bienvenida.

    Un abrazo.


    - campero: la tercera puesta suele ser algo forzada en años de abundancia y la bigamia, ganas de complicarse la vida. Esos machos, tienen que ser unos fuera de serie.

    ¡Anda! Pues en mi calle, urbana a tope y con bastante circulación de vehículos, las golondrinas anidan dentro de un garaje y entran entre unas lamas enrejilladas. Me parece muy curioso.

    Saludos.


    - Pedro: es que, estos colirrojos son muy observadores y con un alto grado de mala leche entre hermanos y vecinos. No se pasan ni una.

    Saludos.


    - lynx: agradecido por tu visita.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Son muy guapos los colirrojos. Interesante entrada. No sabía que hacían tantas puestas.

    Saludo!

    ResponderEliminar
  10. Aprovecho para dejarte un nido de águila pescadora on line, que sé que te gustan estas cosas. Pena que no se me ocurriera ponértelo antes. Tiene una calidad muy buena y los pollos andan algo crecidillos ya, pero aún queda disfrute. Crecen por momentos.

    Nido águila pescadora.

    Creo que se encuentra en Estonia.
    Un saludo de nuevo.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Buen comentario sobre la mala leche. Y es que la Naturaleza, con toda la hermosura que encierra, no es Bambi ¿eh? Es un mundo amoral con una regla de oro: sobrevive.
    Me gustan mucho tus pequeños artículos. Un abrazo. ;)

    ResponderEliminar
  13. Excelentes fotografias de bela aves....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  14. Al amanecer los veo reclamar su territorio en los cables del teléfono o sobre los vallas de los vecinos, pero durante el día no es fácil en la urbanización hacerles un seguimiento. Y eso que con mi casa en obras, anidaron en el cuarto de baño.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. - Mamen: muchas gracias por el detallazo de las videocámaras, con tanto movimiento, no tengo tiempo apenas de buscar nada.

    Con la de veces que he tenido la oportunidad de disfrutar del águila pescadora a siete km de Zaragoza en sus pasos migratorios. Una gozada auténtica, como la de las imágenes.

    Abrazos.


    - Chuan- Che: bueno, tampoco tan mala leche como los humanos, claro.
    Agradecido por tu paso.

    Abrazos.


    - Fernando: gracias por tu visita y por las imágenes de tu blog.

    Saludos.


    - Jesús: creo que es un ave tan arraigada al medio rural y rústico como el gorrión a la ciudad, vamos, y viceversa, puesto que los colirrojos son ya muy comunes en los parques de las grandes ciudades casi igual (guardando las distancias) que los gorriones en el campo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Entrada muy interesante y entretenida sobre un pájaro que desconocía su existencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Seguramente lo verás en tus momentos de senderismo allá por donde vayas,con más frecuencia, en zonas rocosas. Sólo tienes que fijarte un poco para disfrutar de su presencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Como siempre...¡Genial!
    Las fotos que por sí solas nos dicen mucho..., el texto, como siempre con un perfecto "léxico-semántico" (de admirar hoy en día), cargado de respeto y amor...
    Por aquí también se ven a menudo y no son demasiado huidizos...
    Gracias Javier, un abrazote.

    ResponderEliminar
  19. Hermosas fotos (como es usual en tu blog) y con las explicaciones de una enciclopedia. Un gran abrazo, Javier y sigo dándote las gracias !

    ResponderEliminar
  20. Javier, ¿has visto la última entrada en el blog de Clariana? (me he quedado muy mal, amigo)

    ResponderEliminar
  21. Aupa!me gusta mucho tu blog, aprendo un montón!1 saludo

    ResponderEliminar
  22. - Bengts fotoblogg: muchas gracias por tu comentario y visita.

    Saludos.


    - Transi: eres muy amable. Voy un poco ajetreado y he estado fuera pero, siempre me anima tu paso por aquí. Necesito sacar tiempo de donde sea.
    Gracias a ti.

    Abrazos.


    - Mabel: es el pajarillo, que tiene muy buena percha y sabe salir muy bien en las fotos.

    He estado fuera y leí ayer la entrada; me quedé frío y he contestado hoy más sosegadamente.
    Desde luego, qué cosas tiene Internet entre desconocidos que un día coinciden por este medio técnico. Si la tecnología se utilizara para estos fines como la amistad, otros horizontes más justos ampararían a nuestra civilización.
    Espero que se recupere cuanto antes.
    Paciencia…

    Un abrazo.


    - Meer kat: muchas gracias por el detalle, de eso se trata, que todos aprendamos en comunidad bloguera.

    Saludos y ánimo con tu andadura.

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola Javier!

    Me he alegrado al ver esta entrada, pues normalmente los veo en invierno cuando paseo por la huerta de Valencia y ocasionalmente en mi balcón.
    Las fotos son excelentes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Es increíble la actividad que pueden llegar a desarrollar estos animalillos. Lástima que no consiguiera sacar adelante a sus crías. Es lo que tiene ser madre soltera.

    ResponderEliminar
  25. - Fernando: sí, por fortuna abandonan las cotas más altas en invierno junto a ejemplares venidos del Norte y podemos disfrutar de ellos en los parques y jardines.

    Saludos.


    - David C.: gracias por la visita.

    Saludos.


    - Tawaki: tal vez se fue con otras o, enviudo temprano.

    Saludos.

    ResponderEliminar