martes, 6 de marzo de 2012

Gallipavo (Cathartes aura) y Zopilote (Coragyps atratus)



Colgadas del cielo sobre el extenso manto vegetal selvático, observé el vuelo de unas rapaces de tamaño medio. Planeaban ligeras, con la pericia de expertas aves veleras. Es el planeo una clave específica para unas aves que precisan realizar largas prospecciones en busca de la escasa carroña, su alimento básico. Hallarla no es muy complicado, puesto que cuentan con la ayuda de una vista poderosa y la capacidad de planear sin descanso sobre corrientes térmicas, ahorrando con ello, gran cantidad de energía.



Estos datos, sin duda, simbolizan a los buitres, y, entre ellos, están los gallinazos, buitres ligeros de la familia de los Catártidos. Recuerdan, de ahí el nombre de gallinazos, aunque de manera lejana, a una enorme gallina. De todos modos, no va tan desencaminado el nombre con el que se les conoce, ya que algunos especialistas, afirman que están lejanamente emparentados con las Galliformes, donde se incluyen entre otras muchas especies, los pavos, las perdices o las gallinas. Estas afirmaciones se basan en ciertos rasgos de su anatomía, como la forma y la disposición de los dedos de las patas y en algunas pautas de su comportamiento.



El gallinazo, gallipavo, aura o buitre pavo (Cathartes aura) es un buitre del Nuevo Mundo con un tamaño similar al del alimoche (Neophron percnopterus). Son por su tamaño medio muy maniobreros y muy efectivos para detectar pequeños animales muertos, moribundos o heridos, a los que son capaces de dar muerte. Pueden robar además, pollos de otras aves. Cuando las presas son mayores han de esperar a que otros carroñeros superiores en fuerza les dejen las sobras, pero, con ayuda de su aguzado pico en forma de pinza cirujana consiguen arrancar esas briznas de carne sujetas a los huesos, donde los grandes no llegan. Si la carroña escasea, son capaces de alimentarse de deshechos de origen vegetal como frutos. El buitre leonado (Gyps fulvus) ingiere algunas plantas, tal vez, con objeto de limpiar su aparato digestivo.



Este gallinazo tiene la cabeza rojiza, sin plumas; pico blanco y unas narinas con formas parabólicas poseedoras de un agudo sentido del olfato (según algunos autores), al parecer, capaz de captar en vuelo los efluvios de animales muertos. La vista juega un papel fundamental, como en los buitres del Viejo Mundo que, por contra, son anósmicos. Su peso es de 1000 a 2000 gramos y una altura de 68 a 81 centímetros. Tiene un plumaje irisado que resalta de su plumaje pardo oscuro.



Aunque es habitual de las pampas, lugares deforestados, rastrean también zonas boscosas. Llegada la noche, se agrupan con otros ejemplares en árboles dispersos de las llanuras. Al inicio del nuevo día cada uno prospecta por separado, juntándose en las carroñas de ganado donde disputan con otras especies y congéneres el difícil ejercicio de comer.


Gallipavo (Cathartes aura)


Alimoche (Neophron percnopterus)






Siluetas en vuelo de gallipavo.

ZOPILOTE (Coragyps atratus)

Son similares en tamaño y morfología a los gallinazos pero, mucho más abundantes. Se les conoce también con el nombre de zamuro, cuervos negros, zopes, jotes, buitres negros y urubúes, miden de 58 a 66 centímetros de altura. El pico del zopilote es algo más fino que el de los gallinazos y su cabeza y cuello están desnudos con una extraña rugosidad en la piel que es de color grisáceo oscuro. Presentan por lo general un aspecto sucio, ya que suelen tener el plumaje manchado de excrementos, además, es conocida en ellos una práctica que consiste en dejar que las deyecciones manchen sus patas. Este método (urohidrosis) es interpretado como una táctica utilizada para refrescarse mientras se evaporan los excrementos.




Son aves muy gregarias que utilizan dormideros comunales y suelen ser algo mas atrevidos que los gallinazos al visitar con desparpajo los dominios humanos, incluidas las cunetas de las carreteras en busca de animales atropellados; así los recuerdo cuando estuve hace años en La Habana.



La nota triste, como es habitual, viene de la mano del hombre. la intensa persecución de la que son objeto tanto gallinazos como zopilotes por parte de los ganaderos estadounidenses es demencial, ya que son consideradas incomprensiblemente perjudiciales para sus intereses económicos, atribuyéndoles la transmisión de enfermedades al ganado, un hecho que no ha podido ser demostrado científicamente por estudios realizados en diversas ocasiones.

Bibliografía:

Enciclopedia de Los Animales: ed. “Rueda”.
Aves del Mundo: Bryan Richard, ed. “p”
Enciclopedia Fauna: Félix R. de La Fuente, ed. “Salvat”
http://es.wikipedia.org/wiki/Cathartes_aura
http://www.avesdelima.com/gallinazo_cabecirojo.htm

17 comentarios:

  1. Lo de que estaban emparentados con las "gallinas" me dejó super rallado la primera vez que lo leí, era genial, pero extraño a la vez. De lo que tengo ganas de ver es un rey de los zopilotes, me parece un ave de lo más interesante.
    Veo que aprovechaste en Brasil, cómo te envidio... arrgrgggg!!! :D Pero me alegro mucho que lo aprovecharas y que ahora nos regales estas entradas, ¡gracias, Javi!
    Un saludo muy grande.
    G.-

    ResponderEliminar
  2. Interesante entrada, no conocía en profundidad a estas aves, dado que creo que no dejan verse por estos campos íberos. Me ha gustado su cercanía a las gallináceas. Y disculpa, una pregunta... ¿que es anósmicos?.

    Saludos cordiales. Por cierto, me incorporo a tu prole, dado que el blog me parece muy interesante. Enhorabuena

    http://asombroverde.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. El gallinazo ha aparecido en alguno de mis textos, pero no puedo decir que lo considere exactamente elegante. Me parece infinitamente más majestuoso el buitre. Ya se sabe que se trata de mi ser volador predilecto. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Desconhecia a falta de olfato dos urubus...
    Gosto de observar o voo independente dessas aves...

    Beijo.

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Muy acertada la comparativa explicando diferencias y parecidos entre los buitres del Viejo mundo y los de América. Es un caso ejemplar de convergencia evolutiva, animales con similar morfología, pero diferente origen.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. tus imagenes son sorprendentes jamas los había visto volar... y sin duda concuerdo que ademas de inteligentes son majestuosos mientras vuelan...un par de animales muy interesantes... no conocia la diferencia entre el gallipavo y el zopilote...abrazos y saludos

    ResponderEliminar
  7. Una serie de fotos muy buenas y una lección de ornitología magistral.
    Lo de Gallipavo me ha resultado familiar, pues tengo un amigo que cría distintas razas de gallinas y a unas que tienen el pescuezo pelado, las llama gallipavas. Gracias a tus entradas, se aprende algo nuevo sobre el apasionante mundo de las aves.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La envidia -sana- que me produce ver el ver el viajecito que te has pegado se ve compensado con las jugosas entradas con las que nos estas obsequiando. Es tal la inmensidad de vida que atesora aquella parte del mundo que pierde dimensión la rapidez con la que estamos acabando con ella.
    Saludos
    Lluís

    ResponderEliminar
  9. Estas aves me recuerdan la lectura de las novelas de escritores americanos.
    Buena secuencia de fotos y una exposición muy didáctica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es una maravilla ver tus fotos..veo "bichos" que no conocía...un abrazo desde Murcia..seguimos...

    ResponderEliminar
  11. Gran entrada, los he visto en Argentina muchas veces a los zopilotes y una vez vi un documental donde estos localizaban un pecari en la selva por el olfato!!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  12. - Guillermo: además, los gallipavos o gallinazos cuando duermen, no echan el cuello hacia atrás como hacen nuestros buitres; duermen con la cabeza hacia delante, como los pavos (de granja).

    El rey de los zopilotes…, casi nada; desde luego Guillermo, pide, no te prives de ilusiones que tienes derecho a todas y, ¿por qué no?…el águila harpía, el águila azor encopetado, el búho de Virginia…en fin, por abrir boca…

    No te preocupes que tiempo tendrás de viajar a donde quieras, ten fe. Verás todo lo que no te puedes imaginar, paciencia.
    Espero que todos los exámenes los lleves bien, es lo principal. Ya te veo el fin de curso por allí o, por allá, por donde sea.

    Saludos.


    - Asombro Verde: bienvenido por este rincón de naturaleza. De momento no tenemos de esos buitres por aquí pero, tenemos al alimoche que, según él y las otras tres especies que tenemos, la cosa de la carroña no está nada bien, hay que buscar demasiado..

    Gracias por pasarte y, dame tiempo, que pasaré por tu blog.
    Por cierto,“anosmia” es pérdida total del olfato que, al parecer, en nuestros buitres con la vista que tienen y la ayuda de los colaboradores indirectos de los que se sirven como córvidos, milanos, alimoches etc. para detectar carroñas, no les hace falta dicho sentido..

    Saludos.


    - Salomé: bueno, que soléis decir las mujeres cuando alguien no es guapo ni agraciado; que es simpático o, que ojos más bonitos tiene…es lo que veo en el poco atractivo gallinazo, que tiene una mirada y unos ojos fascinantes…¿verdad? Creo que nadie somos horribles del todo.

    Abrazos.


    - teca: no, al contrario; los urubus y los demás buitres del género Cathartes si poseen olfato. Quizá debido a su distribución tanto de zonas llanas y despejadas como boscosas de donde han de conseguir también alimento, tal vez, el inconveniente de la espesa vegetación selvática haya facultado a esta rapaz con un olfato privilegiado prácticamente inexistente en el reino de las aves.

    Un abrazo…


    - Pedro: es curioso que, después de estar convencido por boca de mis mayores acerca de la capacidad olfativa del buitre leonado, descubriera gracias a los programas de El Hombre y La Tierra que, realmente no era así, que todo era posible gracias a su prodigiosa vista. Sin embargo, no contaba con este curioso buitre de color oscuro y narinas prominentes que además de buena vista, sumara la asistencia del olfato; menudo equipo para un carroñero.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. - capriyunliuz: lastima no haber conseguido fotos del zopilote más cercanas, en el árbol apenas destacan los tres ejemplares. Las siluetas en vuelo de zopilotes y gallinazos son prácticamente iguales, pero, sus diferencias son notables en el aspecto físico de la cabeza y el tamaño algo mayor del último.

    Abrazos.


    - Pini: si, por allí va el asunto; el nombre es por el parecido con las gallinas o pavos aludiendo a la cabeza pelada. También hay unos patos de granja, patos de cara roja que podrían llamarse patipavos, tiene su cara un ligero parecido con estos buitres pelados.

    Saludos.


    - Lluís: sinceramente Lluís; estaba muy, muy quemado por todo. Cuando digo todo, es absolutamente todo lo imaginable que provoca malestar, empezando por el mundillo político, empresarial y un largo etcétera. Ya me entiendes…de buena gana, pienso, me hubiera quedado para siempre.
    Es una maravilla de lugar, de naturaleza sublime y gentes sencillas y muy amables, toda la amabilidad de la que vamos careciendo poco a poco en Europa.
    Si puedes ir, no te prives, aparca el trabajo y…sal zumbando.

    Saludos.


    - Valverde: cierto, al igual que las típicas películas americanas de hombres atravesando el desierto. Hay que ver el ánimo que dan al protagonista cuando aparecen en escena.
    Fue un placer verlos en directo y en su medio natural.

    Saludos.


    - alp: bueno, estos bichos, interesantes por otra parte, están un poco lejos. Te agradezco el detalle y muy complacido por traeros estos ejemplares aquí.

    Saludos.


    - elcamperoinquieto: cuando vi las narinas del gallipavo y sus enormes orificios comprendí, incluso habiendo leído algo sobre ellos, que era la prueba fehaciente de su desarrollo olfativo. Además, el pequeño buitre se posó en un frondoso y extensísimo bosque mixto prácticamente impenetrable. Todo coincidía, para buscar carroña entre gigantescos árboles hace falta algo más que buena vista.

    Saludos campero.

    ResponderEliminar
  14. Javier, estuve leyendo tus entradas de Brasil. Me alegro mucho que hayas conocido esa tierra maravillosa y sorprendente. Estuvimos viviendo alli por un año...tiempo ya, y sinceramente lo he disfrutado en todo sentido:por su colorido, sus gentes, sus ritmos, su fauna y flora.
    Hermosas fotos las que has sacado y siempre tan informativo. Te mando un abrazo y disculpa si no entro tan a menudo pero estoy bastante liada con mil cosas.

    ResponderEliminar
  15. Te entiendo perfectamente Mabel, también estoy liado y ya no puedo visitar o comentar en todos los blogs que quisiera. Mi trabajo es muy físico, y por lo tanto agotador, llego casa reventado y para lo justo, nada más.
    Que suerte que pudieras vivir un año entero en Brasil, ya me gustaría a mi poder cambiar de aires un poco, esto se me hace cada vez mas insoportable. A mi me gusta muchísimo toda Suramérica, es más, me gusta la que más por sus eternos bosques, su colorida fauna y por la sencillez de sus gentes.
    Bueno, nos iremos leyendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Que raro que la nota triste venga siempre de la mano del hombre, pero ¿es que nunca vamos a aprender a convivir con los animales? ¿no queremos darnos cuenta de que los animales tienen tanto derecho a estar en este mundo como los humanos?
    Magnífico reportaje.

    ResponderEliminar
  17. Es incomprensible que animales tan beneficiosos como los buitres o cualquier carroñero, sean vilipendiados por personas que enarbolan la bandera de la ignorancia total hacia estos animales. Demencial.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...