sábado, 30 de mayo de 2009

Río Mesa

¿RÍOS LIMPIOS DE ARAGÓN?



Del mismo modo que cae sobre nuestros ríos, fruto del desarrollo desenfrenado del ser humano, los restos de nuestro progreso, caen las hojas ocráceas de los álamos. Ya secas, esperan a que la vegetación se active con el tiempo a favor para, recubrir como la nieve en la montaña, el hueco de la vergüenza extirpada a una civilización egocéntrica, incapaz de sostener su neutralidad en el equilibrio estético del paisaje. Algo tan fácil y sencillo, como razonar, amortiguando con el mínimo impacto, todo el desorden establecido por el curso natural de los ecosistemas.


En Aragón se limpian los ríos pero, de una manera muy peculiar: arrasando la vegetación.
El resto de elementos residuales como efecto de los vertidos, se interpreta de otra manera; con indiferencia.


En esta impresionante cascada, se han talado multitud de árboles que protegían con su sombra, la capa de musgos y culantrillos que colonizan este medio húmedo. Al recibir directamente el exceso de sol, muestran una notable sequedad.
Abajo, un fresno de la tala.


Conocí éste río con unas aguas realmente transparentes. Entre los peces de aguas muy oxigenadas, las truchas, además de cangrejos autóctonos, etc. que poblaban su cauce en abundancia. Eran un atractivo reclamo conocido entonces, por gran cantidad de pescadores.

Los envases, y plásticos utilizados para la boca de los riegos, son la principal amenaza visual de un paisaje privilegiado.


Los invertebrados acuáticos como los efemerópteros, plecópteros, y tricópteros, son los mejores bioindicadores de la pureza de las aguas de nuestros ríos. A medida que avanza el curso fluvial, su presencia se enrarece hasta desaparecer por el efecto de la contaminación.

El mirlo acuático, es una de las especies más afectadas si desaparecen éstos insectos en fase larvaria de aguas cristalinas.


Para combatir la suciedad de los ríos, una de las soluciones sería: la creación de un puesto de trabajo específico para este incómodo problema, a cargo del ayuntamiento de cada pueblo. No se puede despilfarrar tanto dinero en planes absurdos que no voy a enumerar.


Estos son varios ejemplos de cinco tramos del cauce en siete km.



Prácticamente, está todo igual.


9 comentarios:

  1. Qué pena lo que presentas en tu blog. Y más pena aún porque es muy cierto. A mí me pone los pelos de punta.

    ¿A que no sabes dónde estuve el sábado? Sí, en el Mesa, lo tomé desde Mochales y anduvimos rio arriba por el cañón hasta la cascada del Escalerón, creo que se llama. Nunca había cogido este tramo, y la verdad que está mucho más limpio el rio que el trozo que presentas tú, no tiene nada de suciedad, ni tampoco en tramos anteriores donde lo he visto más habitualmente.

    En fin, sí que es espeluznante. También lo que cuenta Jesús Dorda.

    Si tengo tiempo esta noche colgaré fotos. Saludos Javier.

    ResponderEliminar
  2. Que tal Mamen.
    El tramo que comentas en Mochales, es alucinante por la cantidad de arces existentes y la tupida vegetación; además del río, y sus roquedos. Libre el cañón de carretera, ofrece una tranquilidad absoluta para el caminante.

    El tramo que expongo, está muy saturado de turismo por los balnearios, sobre todo en época festiva, y vacacional.
    La cascada es alucinante, pero donde miras, hay desperdicios.
    Hubo un tiempo, que recogía algo, pero el exceso de suciedad se me apoderaba.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Uff me es difícil imaginarme el Mesa así, no es la imagen que yo tengo.

    Lo he seguido otras veces tanto desde su comienzo en Turmiel como ésta desde Mochales rio arriba, y son parajes alejados del mundanal ruido, una delicia.

    Todo lo que estás contando es nuevo para mí :-(

    ResponderEliminar
  4. Es, sentir una impotencia de cuidado. Suelo ir al pueblo, fuera de temporada turística, para disfrutar del sosiego que sí existe en tales condiciones.
    A pesar de todo, pasaros, que todavía queda belleza natural limpia.

    El Gobierno de Aragón,(ya se puede ver como limpia), se permitió la barbarie de demoler un puente medieval; "Puente del Diablo", para que pudieran transitar a la embotelladora de agua mineral Fontecabras, camiones articulados, los trailers.
    De aquí, también sale gran cantidad de plásticos al río.

    /ps-11077-postal-jaraba-zaragoza puente-diablo~x13154814

    ResponderEliminar
  5. No me digas! Qué grandes políticos tenemos, dónde tendrán la sesera :-( :-(

    Hoy he colgado yo mi entrada. Te la dedico ;-). Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Por lo que veo no se libra ningún río de nuestra geografía. Una verdadera pena. Si hay algo que me cause mayor fascinación son las aguas nítidas y frescas de un río. Rebosantes de pureza y vida. Y no sólo fallan los gobernantes. El principal problema es la falta de CULTURA. La escasez de ella, entre otras cosas, impide apreciar lo que tenemos a nuestro alrededor y permite que nos gobiernen gentes con menos cultura aún. Un saludo Javier.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego Lluís, como dices, no hay ni cultura, ni nada que se le parezca. La impotencia, me sobrecoge y desmoraliza de manera desbordante. Pienso, que los ríos actuales, no los volveré a ver con la naturaleza de antaño, jamás.
    Menos mal que Mamen, sacó la parte limpia del río, y eso, algo, anima.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Aqui no meu país não é diferente, Javier... as pessoas se dizem naturalistas, caminhantes e montanheiros, mas não preservam o minimo que veem pelo caminho...
    Da mesma forma é a limpeza destroçante que executam na beira dos rios e nos caminhos ditos de montanheiros. Praticamente eliminam as vegetações primárias das orlas e decepam as árvores insinuando ser podas de limpeza... uffffffffffffffff... lástima da natureza! Malditos seres "humanos"...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una desgracia que todos los ríos del mundo se tengan que parecer por esto. Me deprime todo por que no veo ninguna salida ni solución a corto plazo si no es mediante una efectiva educación.
      Besos...

      Eliminar