lunes, 23 de febrero de 2009

EL SUPERPREDADOR

El pasado 20 de febrero, localicé en la base de un bloque rocoso plumas rémiges, rectrices, y plumones de una hembra de aguilucho pálido devorada por el búho real (Bubo bubo). No es rara esta capacidad depredadora del gigante de la noche, posiblemente, en un alarde de "poder " demostrado por el macho como ofrenda nupcial hacia su pareja, obsequiándola y de paso eliminando a un competidor cinegético de su territorio. Sin renunciar a esta linea de trabajo, ( la superpredación ), quiero continuar con un increíble desenlace ocurrido en verano de 2007, cuando seguía con curiosidad y júbilo a una pareja de águilas calzadas. Estas rapaces son espléndidas, de vuelo fugaz y maniobrero; muy forestal. Su recogido tamaño le proporciona una gran agilidad, apta para capturar aves tan esquivas como la tórtola o la chova piquirroja y un fuerte temperamento para enfrentarse a otras rapaces invasoras, incluida el águila real. Desgraciadamente, la noche es para muchas especies un espacio vacío en su estructura defensiva, y así le ocurrió a la hembra cuando protegía a su pequeño en el nido. El búho real hizo aparición capturándola sobre la plataforma de ramas. Esta rapaz nocturna, morfológicamente, cuenta con un equipo prácticamente infalible, desde su prodigiosa vista, oído, y plumaje insonorizado, hasta una gran memoria capaz de controlar los recursos de su amplio territorio. El 17 de julio, acudí intrigado al pinar después de detectar una significativa bajada de actividad por parte de las águilas calzadas, sólo ví a un ejemplar y no estaba pendiente de la zona de cría. En la base del pino contiguo al nido, un puñado de blancas plumas dio lectura del temido final; al analizarlo, descubrí dos plumones de búho real. Indagando sobre el terreno para compilar más datos, pude dar con la ubicación del pollo de escasos días de edad, que colgaba de una horquilla del árbol a un metro del nido, desplazado por el forcegeo de la lucha. Otro puñado de plumas, lo hallé cerca del nido del búho real a más de dos km. de distancia. Debajo de su ya abandonada oquedad de cría, comprobé las complejas capturas de estos superpredadores: plumas de chova piquirroja, cuervo, autillo, búho chico, cárabo y garza real, casi nada para prevenir al águila calzada de que no era el lugar más idóneo para criar.

Águila calzada



Búho real





Desplumaderos

Plumas de aguilucho pálido capturado por el búho real.


Plumas de águila calzada.
El manto blanco de plumas, iluminaba prácticamente la verde hierba del pinar. Abajo en el ángulo izquierdo se aprecian dos plumones ventrales del búho real, que es su ubicación original a la hora de desplumar la presa. En la fotografía de abajo, aparecen más detallados.




Nido de águila calzada


Plataforma del nido de águila calzada. En el círculo
aparece el blanco y jóven pollo.

Búho real encamado


Poco después de descubrir el segundo desplumadero,coincido con la hembra de búho real que descansa apaciblemente sobre la repisa. El mimetismo es formidable y el encuentro casual , dentro del amplio cañón de roca caliza. Mirándola detenidamente, le reprochaba su conducta perversa con el águila calzada, pero la naturaleza con su firmeza, da y quita, proporcionando oportunidades de capturas y evasiones, y este no fue el mes de la pequeña rapaz viajera.

7 comentarios:

  1. Hola! Muchas gracias por tu visita a mi blog "animales". Por lo que veo compartimos el amor por la naturaleza y los animales.
    He leído el texto que has escrito y pienso que los animales pueden destruirse unos a otros sin alterar el ciclo de la vida, solamente cuando entra el humano en acción todo queda destruido, es una pena.
    La verdad es que he visto pocas veces un búho real, pero recuerdo que fue impresionante esa visión majestuosa, es precioso. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenas tocayo, interesante los datos que apuntas en tu blog, unos amigos están realizando un trabajo sobre la dieta del búho real,los datos del aguilucho pálido y la calzada son importantes, les enviaré tu enlace si no te importa, en algunos puntos la reproducción de varias rapaces como el peregrino fracasa irremisiblemente gracias a la acción depredadora de este, un abrazo, Javi.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Javier, te sigo y ya trataré de hacer una lista de las capturas del búho real con las imáges disponibles. Estos datos me abrasan para mí sólo, cuenta con ellos.Lo siento, también hay algo del peregrino.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! El día que yo vea un búho real en libertad... alcanzaré el Nirvana. Por lo que veo, a ti también te gusta dibujar, a mí lo mismo! Pero sólo animales, lo demás, se me da mal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Uffffffffff... que impressionante é a lei da sobrevivência na natureza! Está certo que uns precisam uns dos outros para todo, inclusive para alimentação e sobrevivência... mas parece que tudo fica mais crítico quando tem a mão do homem entre eles, verdade? Você contando o que vê, tenho a sensação de estar assistindo um filme de algum canal de natureza na TV.
    Um beijo, guardião do búho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me esqueci de comentar... como você desenha bem!!!!! Nasceu com um talento que poucos têm... e outros tantos apreciam, como eu.

      Eliminar
  6. Fue un hecho asombroso. La captura de una rapaz fuerte como es la hembra de águila calzada por un búho real (hembra seguramente) tiene mucho mérito.
    Estas vivencias son un privilegio para quien las presencia, puesto que ver algo así no es nada fácil y menos habitual.

    Besos...

    ResponderEliminar