viernes, 2 de agosto de 2013

Operación: jóvenes leonados (Gyps fulvus)


 
Los últimos buitres leonados jóvenes van abandonando ya, sus nidos poco a poco. Llegó el momento de enfrentarse a la realidad dura por sobrevivir y competir ferozmente por las escasas carroñas distribuidas en nuestra península. Muchos jóvenes abandonaron el nido exitosamente pero, quedan los más tardíos; rezagados e indecisos. Algunos se precipitan en abandonar el nido por diversas causas, quién sabe si alguno de los progenitores ha perecido envenenado, o descuartizado por algún aerogenerador durante sus larguísimos desplazamientos en busca de alimento. Una desesperación  para el vástago que ante la desatención, opta por lanzarse al vacío incapaz todavía de volar.
Desde crío, he podido comprobar cada año, como aparecen muertos cierto número de buitres leonados jóvenes. Por causas desconocidas abandonan el nido y mueren de inanición desatendidos por sus progenitores. Basta recorrer los parajes rocosos en su base para comprobar los restos de los carroñeros. Es evidente que, hallar los cuerpos descoyuntados de los malogrados buitres tras ser devorados por otros necrófagos, no impacta tanto como aquella vez que tuve, en agosto de 2008, la fortuna de atender a un agónico buitre al lado de la carretera en Los Collados del Río Asón en Cantabria. Apenas el buitre tenía fuerzas para defenderse y permitió su manipulación y traslado. A raíz de aquella experiencia, comprendí que era cruel la agonía de una rapaz de gran tamaño capaz de aguantar muchos días sin comer hasta morir de inanición, demasiado crudo. Decidí, tras el período de cría de estas aves, invertir el tiempo necesario para prospectar la base de los cortados rocosos entre las poblaciones zaragozanas de Jaraba, Calmarza y Algar de Mesa (Guadalajara). Este año, concretamente el pasado domingo 28 de julio, coincidí con un ejemplar que por su estado perfecto de salud y plumaje, no hacía muchas horas que había caído del nido. José Manuel del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (Zaragoza), el mismo día del traslado de la rapaz, me comunicó que era el primer ingreso de este año. 



Después de escuchar el crepitar de las secas hierbas, localicé al joven buitre y, lentamente me fui acercando.


Ante mi presencia, la rapaz se tumbó en el terreno; como hacen en el nido ante un posible peligro.

 
Para defenderse utilizan el pico y las garras. En los adultos, hay que prestar infinitamente más atención puesto que son mucho más agresivos.



Con una simple camiseta o algún trapo, basta con echárselo sobre la cabeza para anular su agresividad. Las aves sin capacidad de visión se someten sin problemas. En este caso, utilicé el gorro de lana que llevo todo el año en la mochila; el mismo que utilicé como nido para un pollo de colirrojo tizón hace unos años: un gorro multiusos



Me quedaban dos kilómetros hasta llegar a casa. Transporté al buitre bajo el brazo izquierdo sujetando con la mano sus tarsos para que se apoyara cómodamente. Como el peso era notable, tuve que utilizar además la mano derecha como apoyo.
El lugar ideal para alojar a la rapaz era la bañera. Con escasa luz, el ave estuvo muy tranquila mientras me preparaba para regresar a mi destino y el suyo.

Por cierto, tras llamar al día siguiente para preguntar sobre el estado del buitre, José Manuel me comunicó que la rapaz no tenía fracturas ni heridas apreciables.
Puede que algunos o algunas, no tengáis práctica en el manejo de animales con problemas, no importa, os dejo a continuación unas direcciones con teléfonos que os pueden servir si queréis colaborar. El número que debéis memorizar es el 112; os atenderán tras indicaros la información requerida.
Qué hacer si encuentro un animal salvaje herido. http://www.centrofaunanavarra.es/index.php/es/animales/encuentro-un-animal-salvaje-herido-que-hago
Recogida de fauna herida y muerta.
http://www.agentesforestales.org/agentes-forestales/funciones/recogida-de-fauna.html

Teléfonos de interés de los centros de recuperación de fauna salvaje en España.
http://www.grefa.org/esta-en-tu-mano/centros-de-recuperacion-de-fauna-en-espana



20 comentarios:

  1. Maravillosa labor la realizada con este joven buitre.No sé si realizarán largos desplazamientos y cambiarán de lugar a lo largo de su vida. Si es así, a lo mejor, lo veo por mi comarca, en la que existe una colonia o en Monfragüe, a donde suelo ir casi todos los años.
    Me encanta verlos volar, con ese dominio que tienen del aire o posarse en los roquedos.
    Así que te agradezco tu labor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, según José A. Donázar, ejemplares anillados en el norte de España, en su primer otoño, realizaron desplazamientos hasta el suroeste, cruzando incluso el estrecho de Gibraltar. En la península, realizan desplazamientos nomádicos de escasa envergadura. Es posible Pini, que podamos compartir buitres con la mirada.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Uffffffffff... Assombroso salvamento!
    Fiquei emocionada com esta história e encantada com seu altruísmo.
    (me lembro com forte emoção a respeito do collirojo)
    Beijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno teca, fue bastante diferente un salvamento de otro. Reconozco que, de todos modos, tanto el colirrojo tizón como el buitre se portaron estupendamente. Agradecido por tu paso.

      Un abrazo…

      Eliminar
  3. Qué bien, yo estos días también me estoy encontrado muchos pajarillos en mi jardín, y no sólo en mi jardín, por un pequeño hueco me entraron dos golondrinas,en casa, hice lo que tú, cogí una toalla y se la tiré encima.
    De hecho hace poco hice una entrada en mi blog sobre ellos y hablo de una golondrina, pero un conocido me comenta que cree que más bien se trata de un "avión" me gustaría saber tu opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las toallas son siempre un material muy socorrido para estos menesteres. En mi mochila siempre llevo, además, unos guantes viejos de cuero para echar el guante a las aves complicadas por sus picos y garras.

      Es una golondrina que se llama avión común; tanto las golondrinas como los aviones pertenecen a la misma familia (Hirundinidae); aves que se alimentan en vuelo, poseen cortas patas motrices y cuerpo fusiforme. Tenemos en España golondrina común y dáurica; avión común, zapador y roquero.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Ha tenido la suerte de caer en las manos adecuadas. No dudo de que se repondrá y terminará recuperando su vida salvaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La rapaz está en perfecto estado como me dijeron en el centro de recuperación, espero que llegue muy lejos.
      Gracias por tu apoyo.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Me impresiona el arrojo que siempre demuestras en situaciones así. Enhorabuena por esas personalísimas campañas que afrontas y por sus éxitos.
    Saludos, Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que es un éxito general, de todos. El ánimo de toda la gente crea empeño y mucha decisión para continuar. Todos, hacemos lo que podemos…es la buena intención lo que cuenta. Gracias Javier.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Tal y como están las cosas hay que echar una mano para la supervivencia de cualquier animal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos disponibles para actuar en caso necesario, por eso, no está de más animarnos con el empeño.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Gran labor encomiable, siempre dando ejemplo......!!
    Por cierto en portada hoy en el diario de Navarra....muerren dos ultraligeristas al chocar con un buitre.....
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. No he probado nunca a volar en ala delta pero, me hubiese gustado a rabiar. Lo que si he tenido claro, es que los ultraligeros me parecen unos artefactos muy chungos. Será una excepción el choque con un buitre pero, los accidentes mortales con vuelos de este tipo a motor no son tan raros.

      Saludos.


      Eliminar
  8. Precisamente la semana pasada he estado muy cerca de los collados del Asón viendo buitres. Estas caídas de los nidos son inevitables, así que esta labor solidaria es fundamental porque esas jóvenes aves con un poco de ayuda pueden seguir su vida sin mayores contratiempos. La entrada además de descriptiva, didáctica y práctica no puede ser más oportuna porque en estas fechas tenemos que estar atentos ante la posibilidad de que se nos presente un caso similar.

    Un saludo y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una zona alucinante, con unos paisajes impresionantes y una calma total.
      Ahora estoy siguiendo la evolución de un joven buitre en el nido. Este, ni siquiera ha emprendido el vuelo y su estado sucio no me dio buena espina. Ya me puse en contacto con el agente de medioambiente para que lo vigile.
      Bueno Pedro, todos tenemos participación en estas cosas; sólo hay que esperar a que a uno le toque actuar. Gracias por el comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Qué pasada Javier. Haces genial en prospectar esas zonas en busca de jóvenes e inexpertos buitres a los que podrías salvar la vida. Muy interesante tu entrada, y ver un buitre leonado así de cerca impresiona tanto...
    Esenciales las páginas que pones al final del post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Este fin de semana continuaré con la prospección, para tratar de localizar más si los hubiera. Me llamó mucho la atención lo limpio que estaba este joven leonado, las plumas de la cabeza eran muy suaves.

    Saludos Guillermo.

    ResponderEliminar
  11. Aguardaremos mais vivências e belas histórias por contar. Que tudo vá bem contigo diante desta natureza imensa!

    Beijos, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pechadas que me estoy dando por el monte son tremendas. De momento, aunque sigo viendo buitres jóvenes, estos están en sus nidos bien recogidos.

      Un abrazo...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...