jueves, 27 de diciembre de 2012

Lavandera blanca (Motacilla alba)





Como un director de orquesta golpeando su batuta sobre la partitura, se presenta la lavandera blanca con su larga cola, agitándola arriba y abajo en el concierto cotidiano de la naturaleza. Nadie como ella, tan elegante, para vestir combinando el blanco, negro y gris. Camina ataviada con sobrado desparpajo, emergiendo y desapareciendo a buen ritmo entre un mar de surcos con cuyo arado cincela,  trasegando imparable, el tractor. Sus patitas de tono negro, a veces brillantes por el agua circundante de los ríos o humedales, se emborronan a la carrera mientras captura fugazmente incautos invertebrados. Compañera diaria del solitario pastor, interesada, también camina tras el ganado alimentándose de los insectos movidos por el ejército de pezuñas.  


 


Lavandera blanca en plumaje invernal.

 
 


Aguzanieves, pajarita de las nieves, engañapastores, nombres vernáculos diversos para un pajarillo muy arraigado al medio antropógeno como el gorrión, muy cómodo entre los humanos.

A nuestras lavanderas se unen las poblaciones del Norte y Centro de Europa huyendo del rigor invernal. Recuerdo ver en la salida de agua ribeteada por cañaverales dentro de la fábrica de papel en Zaragoza, muy ruidosa, a éstos escandalosos bandos de lavanderas organizándose para pasar la noche; al igual que ocupando árboles desnudos en las rotondas de zonas céntricas de la misma ciudad, todo un espectáculo de lavanderas europeas. Desgraciadamente, también tiene sus riesgos; un amigo me comentó como en los ornamentales olivos de una avenida urbana, una lechuza, de madrugada, portaba entre sus garras una lavandera blanca. 

Termino destacando su genio, pues recuerdo verlas combatir en vuelo por disputas territoriales, desprendiéndoseles incluso, plumones a causa del contacto físico. No es menor su agresividad, tampoco, frente a indeseados invasores en época de cría, como la de una grajilla que fue desalojada por una lavandera bajo una presión persecutoria digna de un paladín. Genio y figura… 


 

 


16 comentarios:

  1. Todo um espetáculo de letras e sentimentos... gênio e figura.

    Abraço caloroso.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las lavanderas, por aquí hay muchas y siempre me llamó la atención la rapidez con que se mueven en el suelo y las ondas que hacen al volar.

    ResponderEliminar

  3. Me alegra comprobar que tomaste buena nota de la escena que presencié de la depredación de una lavandera por parte de una lechuza,en unos olivos urbanos.
    La verdad es que me hubiera gustado que presenciaras in situ dicha escena,porque fué digna de ver.
    Lo curioso de esto fue comprobar como la numerosa gente que por allí había,ni por un instante reparó en el secreto espectáculo que se les brindaba delante de sus anósmicas narices.
    Bueno,Javi...ahora yá me he quitado la máscara.Por fin podrás volver a dormir tranquilo sabiendo quien es Machosalvaje.
    Enhorabuena por el blog,ya que pones gran detallismo y sesibilidad en tus escritos.
    A ver si quedamos un dia de estos.

    ResponderEliminar
  4. En esta época del año, disfruto a diario de la compañía de estas simpáticas, bonitas y elegantes aves y tan beneficiosas para los que vivimos de la agricultura, pues limpian nuestros campos de innumerables invertebrados, muchos de ellos perjudiciales para nuestros cultivos.Te puedo asegurar que es una gozada, estar arando montado en un tractor y verte rodeado de un buen número de estas aves, a veces más de un centenar, que no cesan de seguirte a pequeños vuelos, buscando en la tierra removida los invertebrados que quedan al descubierto el arado y el espectáculo puedo ser aún mejor, digno del mejor circo, si alguna polilla levanta el vuelo y varias lavanderas se lanzan a por ella con todo suerte de acrobacias aéreas y disputarse el festín a picotazo limpio en el aire.
    a veces me entretengo adivinando las distintas libreas que presentan, dependiendo de su sexo, edad,, etc. Y lo que no he llegado a entender nunca es por qué se la llama " blanca", cuando está bien a las claras, que el color que predomina es el gris, en sus distintos tonos.
    Por aquí las llamamos " Churuvías"; un nombre bonito, a mi parecer.
    Saludos y que el 2013 llegue cargado de todo lo bueno que desees.

    ResponderEliminar
  5. Los dormideros de lavanderas blancas resultan fascinantes, parece increible que puedan entrar tantos ejemplares en los arbolitos que suelen elegir para descansar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. No sé si seguirán allí, pero hace unos años veía como llegaban a dormir en pleno centro de Madrid, en los pinos piñoneros de la Castellana frente a los Nuevos Ministerios , a última hora de la tarde desde muy vriadas direcciones. Eran cientos de ejemplares que se iban metiendo entre las ramas y parecían desaparecer entre ellas.
    Son unas aves muy simpáticas.

    ResponderEliminar
  7. Genio y figura!! Igual que tu manera de publicar. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. - teca: gracias por haberte quedado prendada del pajarillo.

    Un abrazo…


    - Leodegundia: muy bien observadas sus principales características locomotrices. Es su menor definición.

    Saludos.


    - Machosalvaje: no te quepa la menor duda de que me hubiera gustado presenciar la escena pero, uno no puede, desgraciadamente, llegar a todo.
    Vaya, ahora que sé quien es Machosalvaje, estaré más tranquilo, pensé que se trataba de alguien de la banda de Tony Manero en Fiebre del Sábado Noche.
    Gracias por las visitas, ya nos veremos.

    Saludos.


    - Pini: desde luego que es envidiable ir dentro del hyde-tractor para tener la mejor panorámica de observación cuando tras el arado ves multitud de especies que no se asustan. Es un trabajo duro el del campo pero, estoy seguro que para ti reporta una enorme satisfacción. Un lujo ver con todo detalle cada captura de las aves que se congregan alrededor de los surcos frescos.
    Por cierto, hoy estaba mirando un águila real posada en el brazo de una torreta de tendido eléctrico y había un tractor al lado ¿sabes lo que he pensado? …que ojala estuviera dentro de él para haberla viso de cine. Así que, ya sabes, aprovéchalo todo que puedas que da mucho juego y, haz todas fotos posibles.

    Saludos.


    - Pedro L.: en el cañaveral que comento, bastante denso, se ocultaban y no se apreciaban en absoluto. Entre el ruido de la fábrica y el griterío de los pájaros aquello era ensordecedor.

    Saludos.


    - Jesús: Madrid es grande y tiene afortunadamente una buena cobertura vegetal con importantes parques y jardines. Está claro que obtendrían un refugio inigualable. Como todos los pájaros de dormideros comunales, resulta curioso como se organizan “a codazos” hasta que se acomodan y, todo, tras unos minutos, queda en silencio sepulcral.
    Son entrañables sin duda.

    Saludos.


    - Pablo: gracias por ese ánimo tan jovial y, sigue conservando esa energía tan concentrada para tus pacientes sesiones fotográficas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Mi querido muchas gracias por tu cometario en mi blog de literatura..vengo desearte muchas alegrias amor paz

    Feliz año nuevo querido

    ResponderEliminar
  10. Siempre me han gustado estas avecillas inquietas, moviendo su cola arriba y abajo.
    Felices fiestas, Javier.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. - Cristal: es un placer comentar en recuerdo de una poeta de tanto prestigio y del que guardan tan buen recuerdo y admiración.
    Feliz año para ti también.

    Abrazos.


    - Valverde: son preciosas y bien podrían representar la más bella estampa navideña.
    Felices Fiestas y buen año con aprobados para los alumnos pero, con previo esfuerzo de éstos, por supuesto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. GRACIAS MI AMIGO..SEA SIEMPRE ESTE ARTISTA QUE ERES EN ESTAS IMAGENS MAGNIFICAS..

    FELIZ AÑO NUEVO..

    MUCHA LUZ.SUCESSO ,AMOR

    SE QUIERES VISITA MI BLOG DE CRISTAL DE UNA MUJER QUERIDO

    BESOS

    ResponderEliminar
  13. No te pierdas la contraportada en la web

    http://www.pasionporloslibros.es/un-quiebro-en-el-destino-%E2%80%A2-jorge-clot-beltran/

    Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  14. -Cristal: lo visitaré. Gracias por tu ánimo y que tengas un buen año 2013 cubierto de las ilusiones más sinceras.

    Abrazos.


    - Jordi: gracias por tu paso y feliz 2013.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Son muy bonitas y viendo su frágil aspecto me resulta difícil creer que sean agresivas,pero bueno hacen bien en defender su nido.
    Feliz año!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, que conste que es una agresividad sólo contra aquellos que osan usurpar sus propiedades y poner en peligro a su descendencia. Por lo demás, es fantástica, tan bonita como sale en la foto, bueno, mucho más.

    Saludos.

    ResponderEliminar