martes, 28 de abril de 2009

Cáscaras de huevo e información


búho real en vuelo


Cáscara de huevo de búho real


Cuando caminamos por el monte, sobre todo, a los que nos gusta mirarlo palmo a palmo, sin desdeñar ningún detalle informativo, vamos compilando cada resto de presas, plumas etc., mediante fotografías de valor documental.

La cáscara de huevo de la imagen, revela con rigor, el nacimiento de algún pollo en una determinada zona donde cría el “Gran Duque”. Este y otros tantos despojos inservibles del nido, son apartados a distancias muy variables.

Frente a los nidos, suele haber normalmente, dos posaderos muy marcados por las blancas deyecciones. Corresponden a ambos componentes de la pareja, utilizados para el control del nido y de posibles competidores.

Vicenzo Penteriani y María Del Mar Delgado de la Estación Biológica de Doñana; comentan al respecto, que: excrementos y plumas vistosas colocados en sitios preeminentes cercanos a los nidos de búho real “son una manera de informar a otros búhos que están entrando en una propiedad ajena, en un territorio ocupado”.


Egagrópila desmenuzada de búho real (Bubo bubo)

Hay una cabeza de fémur, una pelvis, una tibia y un metatarso, además de pelo, perteneciente a una rata de

agua (Arvícola sapidus). Los fragmentos pequeños y blancos, corresponden a cáscaras de huevo.


Las observaciones de Bühler (1970) de lechuzas criadas en cautividad, demostraron que la hembra está en disposición activa para ayudar a sus pollos mientras están saliendo del cascarón. Sin dañar a los pollitos, rompe trozos de cáscara y les quita los restos de la membrana, el alantoides y los trozos más grandes de cascarón. Cuando el pollo ha terminado de salir del huevo, la madre le quita con el pico los restos del saco embriónico y demás trocitos de material y les picotea para dejarlos limpios. Las lechuzas de Bühler se tragaban de inmediato los trozos más pequeños después de quitárselos y los más grandes, o bien los dejaban al borde del nido o, sujetándolos con una garra, los rompían y se los iban comiendo poco a poco. Esta clase de ayuda a los pollos mientras están saliendo del huevo puede “darse también” en otras especies de búho ya que supone una clara ventaja selectiva al aumentar la tasa de eclosiones.

(Rapaces nocturnas de Europa. Heimo Mikkola)


Restos de huevo de búho real con el pollo en su interior


En un estudio sobre los parámetros reproductores del búho real en Navarra, de 1989; José Antonio Donázar (CSIC), contó el número de huevos por nido, para comprobar el tamaño de la pollada, buscando variaciones significativas en relación a la fecha de puesta de la rapaz. La pérdida de huevos hueros o pollos, podría malinterpretar los resultados en la comprobación de la tasa de reproducción entre la puesta y los pollos nacidos.

El mismo, comenta en su publicación para la revista Ardeola 36 (2) que:” De todos modos, cabe la posibilidad de que los huevos hueros sean extraídos del nido por los Búhos Reales adultos durante la incubación.”

Precisamente, para anular esa “posibilidad” y convertirla en “realidad”, queda como muestra la fotografía expuesta sobre estas líneas; realizada el 3 - 5 – 1998 ( huevo transportado por búho real)

-El 8 de febrero de 1998 observo a la hembra incubando.

-21 de marzo, nace el primer y único pollo. El huevo queda al margen.

-29 de marzo, continúa el huevo apartado.

-3 de mayo no detecto el huevo y reviso toda la pequeña cortadura rocosa. Lo encuentro a unos 120 metros de distancia del nido, en un espolón rocoso junto a una extremidad de liebre, varios huesos, egagrópilas y un ala de ánade real.

Quiero resaltar, la presencia de la hembra en el interior durante las doce visitas anteriores efectuadas al nido (con telescopio), por lo que ningún animal osaría llevarse el huevo estando la progenitora dentro.

Sospecho que el huevo explotó, debido al efecto de los gases por la descomposición del pollo. Esa situación, debió de provocar molestias por la concentración de moscas y, como un resto más, fue retirado del nido.

He visto huevos hueros, que no se han retirado del nido en toda la cría, quizá, porque no molestaban.


Plumas de paloma torcaz en promontorio rocoso


5 comentarios:

  1. Muy interesante. La naturaleza es sabia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¿Que tal Mamen? Si, es interesante. Son pequeños detalles para incrementar datos con hallazgos como éstos, que sirvan a posteriores estudios sobre pautas poco visibles en la reproducción de ésta rapaz.
    Suerte y ánimo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante Javier.
    Sobre la Lagartija, si en Cuba también existe esta especie.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Juan.
    Efectivamente, me recordaba mucho ese rojo tan llamativo de la papada; fue un ejemplar de esa misma especie el que capturé.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. I love it! Very creative!That's actually really cool.
    謝謝你的文章分享,請你有空到我

    參觀,Thanks

    ResponderEliminar