sábado, 6 de agosto de 2011

Esta especie de gaviota no tiene nada de idiota



La gaviota patiamarilla (Larus cachinnans) ha sido considerada hasta hace poco como (Larus argentatus) de la que difiere por la coloración amarilla de sus patas en lugar de rosadas, la mácula roja de la mandíbula inferior que es algo mayor y el pico en conjunto mas coloreado; además del anillo orbital rojo que destaca la intensidad de su iris pálido (Glutz y Bauer 1982).



Necesitaría mucho tiempo para redactar todo el potencial turístico de Roma, una de las ciudades más maravillosas del mundo, no me cabe la menor duda. Por ello me centraré en el esplendor mágico de estas aves que dan vida a esta ciudad esculpida por maestros del cincel. Sobre el arte escultórico romano del puente más bello de esta ciudad, el de Sant´Angelo sobre el río Tevere, se hallan las gaviotas patiamarillas (Larus cachinnans), talladas morfológicamente para faenar en el mar gracias a la adecuación evolutiva de su morfología; y en oportunistas, debido al bochornoso despilfarro alimenticio humano.



Es una gaviota bastante inteligente cuya población despuntó en los años sesenta, duplicándose y triplicándose su población gracias a la explotación trófica de los vertederos y descartes pesqueros, favoreciéndole por supuesto, una menor presión humana sobre sus colonias. Destaca su predilección por los crustáceos y los moluscos sin desdeñar todo tipo de carroñas; huevos de otras aves, sus pollos e, invertebrados.
Son aves muy arraigadas a la costa y de cría colonial, y también, colonizadora del interior. La estructura del nido consiste en un pequeño acumulo de algas o hierbas secas recolectadas por la playa. Anidan en comunidad y la pequeña parcela regentada por cada pareja es defendida con inquina ante sus congéneres y cualquier intruso, incluido el hombre. Finalizada la incubación generalmente de los dos o tres huevos de que consta la puesta, nacen los pollos “muy vivos” que abandonarán el nido inmediatamente (nidífugos).






El vuelo de las gaviotas les permite recorrer enormes distancias al ser rápido y sostenido. Hay especies merced a esa capacidad de desplazamiento que emprenden notables migraciones. Otra interesante adaptación es la de descansar sobre el agua con frecuencia, aunque no sean grandes nadadoras. La considerable acumulación de aire en su plumaje largo y grasiento les hace flotar en exceso y, por consiguiente, ofrecer mayor resistencia al viento. Sus patas poseen dedos con membranas interdigitales para desplazarse pero, no tienen la fuerza de otras aves más especializadas y nadadoras como las anátidas, que añaden a su equipo una línea menor de flotación y una silueta hidrodinámica más apta para el medio acuático.


Esta imagen es idéntica en todas las ciudades del mundo. Siempre hay personas generosas que ayudan a los gatos con comida suplementaria, al margen de las criticas de unos pocos. Las gaviotas, también entienden el mensaje de la ocasión, pero, el gato no se deja intimidar y defiende su puesto, las aves esperan. Sobre la ruinosa tapia del fondo aguarda por turno jerárquico, la también abundante corneja cenicienta (Corvus corone cornix). Esta foto me recordó a cuatro incondicionales amantes de estos felinos: Abedugu, Clariana , Mamen y Teca.


Hay personas que no soportan la presencia de gaviotas ni de palomas en las ciudades, sobre todo, por lo que ensucian.


Ejemplar joven del año. La opulencia del ser humano, el éxito oportunista de esta gaviota.


“Nikolaas Tinbergen etólogo holandés, fue pionero en el estudio del comportamiento animal junto a los biólogos Konrad Lorenz y Karl von Frisch, con quienes compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina de 1973, por sus descubrimientos sobre la organización y las respuestas del comportamiento instintivo, tanto desde el punto de vista individual como social.”
Tinbergen, dedicó un profundo estudio a las gaviotas, poniendo de relieve el efecto dinamizador en un animal al desarrollar sus instintos; es decir, el comportamiento innato puede ser el resultado de un proceso adaptativo seleccionado a lo largo de la evolución.

Mientras filmaba a esta gaviota joven de segundo año, pasé largo rato deleitándome con su atrayente mirada, sus palmeados dedos y todo el conjunto físico de esta ave tan espléndida. Tras largo rato contemplándola me miró fijamente y comenzó mientras alzaba la cabeza, un recital estridente de griterío desbordante…


Después me ofreció una cortés reverencia… (Me llegó al corazón...)


Finalmente, el éxtasis culminó mediante un audible trompeteo que se expandió por toda la ciudad y que parecía contagiar a sus congéneres más cercanos. Así terminó su presentación. Tinbergen denomina a esta pauta de significado tan especial “llamada larga” utilizada por las gaviotas con carácter amigable.


Consolidado nuestro lazo de amistad con su aprobación, comenzó un acercamiento más íntimo.
Todo se desarrolló en lo alto del monumento a Vittorio Emanuele II, inaurgurado en 1911 y construido por Giuseppe Sacconi.


Ella comenzó a picotearme y… ¡bueno! Ya está bien ¿no? Creo que ya es suficiente…
Ahí acabó todo...

23 comentarios:

  1. É impressisonante a riqueza de detalhes que você capta dos seus passeios, de todos os lugares que você passa... a natureza está sempre protagonizando esses instantes mágicos.
    Você sempre consegue transmitir a poesia que traz dentro de si.
    Um prazer ler você, Javier, e conhecer esses pequenos momentos que tanto te encantam.
    Um beijo muito doce e terno para ti.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razon...desde luego son adaptativas como ninguna.
    En la balsa de zolina que bien conoces crian desde hace tres anios (en el atlas de la Seo no aparece....) y sacan la pollada adelante todos los anios gracias a criar en una isla del medio de la balsa y a zamparse todos los pollos de patos!! (es una pasada verlas....)
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  3. Un inteligente animal que ya nos hemos acostumbrado a ver incluso en Madrid, donde llegó junto con las sombrías tras la ruta de las reidoras.
    Siempre he pensado que los nombres comunes no tienen por qué seguir los cambios de los nombres científicos, pues con ello se hace un "divorcio" entre el nombre usado entre los expertos y no expertos en ornitología.
    Saludos calurosos

    ResponderEliminar
  4. Si puedo elegir, me quedo con las gaviotas pisanas. Quizá porque en Roma viví demasiados años. En cualquier caso, bellísimas fotos.En efecto es una ciudad muy fotogénica. Aunque respirarla en el día a día resulte muy distinto. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Conozco poco el comportamiento de las gaviotas, pero compruebo que al igual que otras especies se han adaptado muy bien y la prueba está en que ha aumentado su número, al igual que los gorriones o las palomas.
    Muy buen reportaje y muy bien contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier

    Recibir un saludo amigable de una patiamarilla es un auténtico lujo, eso es que congeniaste muy bien con ella. A veces se ponen bastante agresivas, el año pasado estuve una tarde viendo cómo no se cansaban de molestar a unos buitres.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Thank You very much for these fantastic photos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Vaya! A esas gaviotas italianas las conozco bastante bien, en el viaje de fin de curso las vi y me sorprendió muchísimo, estaban por todos lados. Y seguro que esa gaviota también te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
  9. - Teca: é verdadeiro que me deixo levar pela paixão com os animais e mais, cuado tenho um encontro como o da gaviota. Não te podes imaginar a mirada tão impressionante que têm com seus olhos claros. Foi realmente fascinante. Tens razão, estas coisas vivo-as muito intensamente.
    São pequenos momentos como dizes que fazem muito grande a ilusão por desfrutar a vida.

    Beijos para ti também…


    - elcamperoinquieto: es la parte negativa de estas aves, su afición a los pollos de otras aves. Tienen una gran capacidad de hostigar insistentemente a los progenitores hasta hacerse con ellos.
    La gente que tanto critica la presencia de estas aves en ciudades del interior, deben de saber que, cuanto más sucios seamos, más contribuiremos a su presencia. Simplemente se dedican a ejercer de nuestras basureras, como milanos, cigueñas etc.
    Son las comensales de nuestras sobras.

    Saludos.


    - Jesús: entiendo que en circunstancias concretas se pueda cambiar el nombre científico de un animal por ser inadecuado pero, como bien dices, es más incómodo cambiar los nombres comunes de toda la vida. Unos lo aceptan, otros no.

    Todavía, el grupo de especies de gaviotas con más polémica a la hora de ubicarlas como especies determinadas argentatus-cachinnans-fuscus siguen en discusión por las hibridaciones observadas entre argentatus- fuscus y cachinnans- fuscus. Menudo papel.

    Saludos.


    - Salomé: creo que no me instalé en el lugar adecuado de Roma que, más bien, parecía el circuito urbano de carreras de Alcañiz. El olor a gasolina era idéntico por los acelerones de los automóviles. Aunque el día a día es bastante estresante, la reconozco como una ciudad impresionante.
    En otro aspecto, todas las ciudades se parecen, me refiero a la suciedad que soportan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. - Valverde: lo importante para estas aves es vivir gastando un mínimo de energía en la búsqueda de alimento, ésa es la clave de cualquier ser vivo para sobrevivir. El ser humano parece que tiene la solución para todas las especies que ven en su territorio el lugar idóneo para ello. Hasta las especies alóctonas están muy interesadas en su oferta.
    Gracias.

    Abrazos.


    - Pedro: esos ojos tan claros y marcados por el anillo orbital, aparte de hipnotizar, causan cierto respeto. Conociéndolas, estuve bastante quieto para no romper la excepcional escena. Llegó a picotearme el dedo y noté el perfil cortante de su mandíbula superior, lo digo porque el día anterior, observé a una pareja de adultos con el joven como devoraban una carpa de tamaño medio en la bajante de un puente. No dejaron que otras se acercaran. La cuestión era, temer que mi dedo se confundiera con cualquier otra cosa que no fuera precisamente, mi dedo.

    Saludos.


    - Amin: Graces by your visit and to happen you to this your blog.

    Greetings.


    - Guillermo: supongo que disfrutarías viéndolas sobre todo tipo de monumentos. Eran como esculturas sobre esculturas pero, éstas últimas, vivas, con movimiento y sonido. Me gusta muchísimo su voz, era lo único junto a las cornejas cenicientas que no me molestaban por las mañanas.
    Lastima no haber tenido algo para obsequiarla con mi afecto, ahora imperecedero.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo no sé si por suerte o por desgracia para ellas fueron elegidas como símbolo de cierto partido ideológicamente afín al capitalismo más carroñero, así que por un día, y sin que sirva de precedente tengo que decir que estas pobres aves no están entre mis favoritas, jeje

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Javier!
    Me encanta que les hayas dedicado este post informando de sus características, de cómo actúan y de esa capacidad de adaptación. Te lo digo porque hace tiempo que veo que tienen muy mala fama por aquí, incluso dicen que son peligrosas.
    Yo también he presenciado algún caso de ataque a una paloma enferma y la verdad que fue una mala experiencia para mí.
    De todas formas, no deja de ser un depredador como tantos otros animales, como el humano, pues se tienen que buscar la vida.
    En mis salidas a excursiones con los niños por el puerto de Barcelona, les daba pan y los niños me seguían, me daba pena ver el hambre que tenían y a ellos les hacían gracia.
    Bueno pues, tuve la recriminación de otras compañeras maestras, al igual que en el patio de mi colegio, donde también venían, junto con las palomas y los gorriones. (Por suerte, no todas las maestras son igual.) En fin, es una historia desagradable para mi de recordar, por las personas, no por los animales y es que la ciudad es diferente, nos falta educación, conocimiento de los animales y a muchas personas les sobran los que pululan por la ciudad como tú ya sabes.
    Me alegro que estuvieras por Roma, hace años que iba por allí algunas veces y es una ciudad preciosa, parece que se mezclan los tiempos y tienen a los gatos en colonias por las ruinas respetados y cuidados, creo que ésto seguirá igual.
    Agradezco tu comentario en mi blog y lo que expresas en relación al Arte en cuanto a valorar lo que quiere expresar su autor, aunque no siempre se compartan las obras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. - Araña: bueno, los toros representan la fiesta nacional pero no por ello me gustan menos. Quizá el partido que tú dices en vez de una gaviota debió de elegir como símbolo el becerro de oro.

    Saludos.


    - Clariana: si, realmente su fama no es nada buena y es más, me hace bendita la gracia, cuando los más críticos dicen que junto con las palomas ensucian las ciudades. Qué sarcástico.
    Una paloma enferma como cualquier otro animal, puede tardar incluso horas o algún día de agonía antes de morir. El sufrimiento según la enfermedad o la herida infligida, es inimaginable. No justifico a las gaviotas pero, la naturaleza marcó el proceso de ese modo.
    He leído también que en algún colegio acosaban a los alumnos que salían a almorzar al patio y que eran acosados por las gaviotas. Dejaron de salir al patio, dejaron de arrojar los restos y, se acabó el problema. Las gaviotas desaparecieron. El problema al final es nuestra nula educación en la limpieza.
    Allí en Roma como puedes ver, se trata bien a los gatos. Los había en abundancia y bien cuidados como dices, en cualquier rincón en ruinas.

    Respecto al arte es tan amplio el abanico de creatividad que, nunca puede uno ser fiel admirador de todas las obras pero, con buenas explicaciones, se llegan a comprender muchas incógnitas del autor.
    Siempre es un enorme placer pasar por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Javier!
    Es sorprendente la presencia de estas aves en el medio urbano. En Valencia son muy habituales, por la cercanía al mar y por la presencia de humedales. Las he visto pescar en el lago del parque de Cabecera, posiblemente sea necesaria su presencia para controlar la población de carpas que se multiplican...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Fernando: aquí en el río Ebro a su paso por Zaragoza y cercanías, suelo ver a estas espectaculares gaviotas muchas veces hostigando a los cormoranes cada vez que éstos salen a la superficie después de cada inmersión; incluso, sin haber pescado nada. Son muy supervisoras las muy parásitas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Jolines, con las gabiotas...por aquí en Murcia estamois llenos en su costa...me encanta la naruraleza, el senderismo...y las fotos..espero que te gusten mis fotos y comentariops...chao..seguimos...

    ResponderEliminar
  17. Se ve que eres capaz de hacer amigos en todas partes. Ya sabes que me gustan los animales, pero soy de los que preferiría no tener tantas gaviotas ni palomas en las ciudades. Cada cosa en su lugar... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. - alp: las gaviotas son la alegría de los puertos y de las playas.
    Celebro esta coincidencia con la satisfacción y el placer de disfrutar de la naturaleza.
    Pasaré por tu blog.

    Saludos.


    - Tawaki: me gusta este tipo de amistades.
    A las gaviotas y a las palomas se las somete a un discreto sistema de control mediante aniquilación. Son capturadas con redes y posteriormente sacrificadas (entre otros métodos).
    Quizá si las ciudades fueran más limpias no habría tanto comensal “indeseable”.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Desde luego son unas aves fascinantes, como fascinante es tu relato, como siempre. Saludos

    ResponderEliminar
  20. Siempre me han gustado las gaviotas y a pesar de todo, no comparto en absoluto ninguna medida de control de aves que tenga que ver con su sacrificio.
    Las gaviotas siempre han gozado de mala prensa. Personalmente me molesta bastante más la basura con la que revestimos el planeta que, unas cuantas gaviotas y palomas agregadas a nuestras poblaciones, buscando precisamente, aquello que tanto despreciamos y poco valoramos; la comida que tan alegremente deshechamos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. ...Desde luego que esta gaviota no tiene nada de idiota, sabe muy bien a quién acercarse.
    Saludos, Javier, y recuerdos a la gaviota romana, tan estatuaria ella.

    ResponderEliminar
  22. Hola Javier

    Bonito post, buenas fotos.. la gaviota, hermosa..no creerías que también tuve una recatada que tomaron con un ala rota. tengo anécdotas increíbles casi 8 años vivió.
    no son idiotas ningunas.. no seremos nosotros los idiotas, por la basura por alli. abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Vaya! Gracias por la mención. Sí, unos animales fascinantes y elegantes los gatos. Pero en realidad me gustan todos! Las gaviotas también. Son muy inteligentes. ¿Qué es eso de que palomas y gaviotas ensucian? Al fin y al cabo expulsan excrementos que no son dañinos para la naturaleza, son naturales y desaparecerán. No así nuestras basuras, los sucios somos nosotros sin duda. Y éso es lo que las atrae.

    Qué buena amistad hiciste ;)

    ResponderEliminar