sábado, 23 de octubre de 2010

Nacimiento del río Pitarque.


- Las majestuosas fachadas pétreas que encajonan al cristalino río Pitarque acompañan al paseante protegiéndolo del viento y el sol, apoyadas como no, por la exuberante vegetación.


Pitarque es un pueblo de la comarca del Maestrazgo (Teruel), situado a una altitud de 999 metros. Al pueblo se accede a través de la carretera TE-V-8042. El recorrido hacia el nacimiento del río es un enriquecedor paseo de 4 kilómetros por una senda muy agradable, que comienza desde el pueblo que lleva su mismo nombre. La duración es de unas tres horas ida y vuelta, dependiendo del tiempo dedicado al disfrute de la ruta. Remontando el camino en la margen izquierda del río, topamos con la ermita de la Virgen de la Peña, muy recogida y lugar de descanso. En la vegetación de ribera cabe destacar el espeso bosque galería de chopos, sauces y fresnos; a medida que ascendemos encontramos avellanos, arces, quejigos y servales; finalmente, carrasca con boj coronados por la presencia de pino negral en espacios de mayor altitud. Este magnífico cañón fluviokárstico se estrecha considerablemente a medida que alcanzamos la surgencia del río Pitarque, de aguas limpias e increíblemente transparentes. Hay una importante población de buitre leonado y cabra montés; también con suerte, se puede sorprender a la nutria, al mirlo acuático y otros animales habituales de esta zona mediterránea que, vosotr@s tenéis que descubrir si caéis por aquí.



- Las caprichosas formas de la roca caliza, ambientan y alimentan la mirada atónita de los amantes del arte y belleza de la espectacular arquitectura de la naturaleza.




- El cauce artificial de riego que parte desde el azud próximo al nacimiento del río, deja caer sus aguas a causa de su deterioro, complaciendo con su juego de luces a este tramo de la senda.



- Espacio acuático de rápidos, apropiado para el mirlo de agua y los escasos cangrejos de río autóctonos.



- El primer desnivel del agua nada más abandonar la oscuridad de las entrañas de la montaña.



- Y, el nacimiento. La vida y el palpitar de un río que, como muchos, son despreciados con el arrojo de basuras de todo tipo a medida que atraviesan las poblaciones humanas.



- Buitre leonado (Gyps fulvus)


- Alimoche (Neophron percnopterus)

14 comentarios:

  1. Teruel... ¡¡ qué maravilla de paisajes!!
    Ese rio entre las rocas calizas y luego cayendo en cascada... ¿te has metido allí en alguna oportunidad?
    Es tentador !
    ¡Soy una enamorada de la naturaleza agreste !
    Un saludo afectuoso, Javier y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ah... Javier... que postagem encantadora!
    Fiquei um bom tempo admirando essas fotos tão magníficas!
    E que água tão cristalina tem Pitarque! Deliciar-se em suas águas deve ser algo maravilhoso para a alma!

    Bom domingo, amigo!

    Beijos ternos e doces.

    ResponderEliminar
  3. Tus bellas imágenes y tu texto llenan de apuntes coloristas una de las excursiones más recomendables por la provincia de Teruel. Imprescindible visita para los enamorados de la naturaleza.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  4. Esta interesante y bella excursión que describes con sus rocas, sus animales, sus árboles y sotobosque, a lo largo del río Pitarque, me hace pensar que si los desaprensivos que ensucian su cauce en el recorrido del río, la hicieran y dedicaran un poco de su tiempo en contemplar toda esta belleza natural, seguro que se lo pensarían más a la hora de ensuciar el río ¿no te parece Javier?
    Da pena ver esta agua tan limpia y transparente en su nacimiento y a poca distancia de él y como se transforma después a causa del poco respeto a la Naturaleza.
    Creo que tu labor de divulgación puede hacer mucho bien a los espacios naturales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. - Para serte sincero Mabel, el agua de estos ríos tan limpia y refrescante, como mucho la bebo, pero meterme en ella ni loco, necesito del lago de 34º que hay en el balneario de Alhama de Aragón.

    Abrazos.


    - Teca como siempre tan romántica y tan asombrada por la vida. Seguro que te gustaría verlo al natural porque el espacio realmente lo merece. Es una tierra muy solitaria, para pensar y soñar como tú.

    Abrazos.


    - Luis, entre tantos lugares, éste concretamente por pertenecer al espacio tan desierto de la extensa provincia de Teruel, nos hace participar de su extraordinario escenario de soledad, dándonos grandes satisfacciones con sus paisajes y su fauna.

    Abrazos.

    - Hola Clariana. La senda sin duda es bastante más bella de lo que escuetamente expongo. Como es natural en personas sin educación, trasladan la mala costumbre urbana de desprenderse de los envoltorios de cualquier producto donde bien les viene. Particularmente, en esta travesía recogí una bolsa de plástico donde iba metiendo otras más pequeñas. Las colillas de cigarros tampoco faltan entre las rocas. En fin, pensemos en la belleza natural de tan espectacular paisaje.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Que poco se da a conocer Teruel, lugares tan bellos como este y tan interesantes tendrían que ser mostrados con más frecuencia ya que parece que sea un lugar de los que desgraciadamente quedan pocos. ¡Qué belleza de rocas, el agua que tanto adorna, las aves que surcan el cielo....! una maravilla que podemos conocer gracias a ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pues no te preocupes Abedugu, que aunque no vaya mucha gente por determinados espacios naturales de Teruel no pasa nada, y algunos espacios hasta lo agradecen, sobre todo, por su tranquilidad no perturbada en exceso. Hay conocidas poblaciones que están demasiado masificadas, tanto o más, que en los Pirineos. Todavía falta mucha educación de ciertos grupos de gente demasiado alborotadores en unos lugares que son precisamente, para todo lo contrario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Qué buena pinta tiene. Parece mentira que tengamos estos lugares tan cerca y no los apreciemos.

    Saludos Javier!

    ResponderEliminar
  9. Otro lugar que me descubres. Este blog es una joya. Gracias!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Pero qué preciosidad! Ya me gustaría explorarlo algún día... Maravillosas fotos, las de éste post.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. hermoso lugar...no puedo quitar mis ojos de las fotos del rio se ve tan cristalina el agua, hermosoos paisajes ,espero tener un dia la oportunidad de visitarlo personalmente...es una de esas cosas que hay que hacer antes de morir...hasta la proxima :D

    ResponderEliminar
  12. - Por Teruel Mamen, existen parajes con una soledad y majestuosidad increíbles. Se puede uno perder, pero con prudencia, no sea que no haya nadie para recuperarte.

    Saludos.


    - Bueno Tawaki, una joya no sé, pero si un lugar de encuentro para intercambiar vivencias. Gracias.

    Saludos.


    - William, tienes mucho Teruel por delante. Apresúrate que la magnitud de sus paisajes da para muchas excursiones.

    Saludos.


    - Capriyunliuz. El agua tan cristalina y de reflejos turquesa, dan para observarla con detenimiento, sobre todo, por ser según los científicos, donde se originó la vida. Pero aparte, tienen los ríos de aguas tan limpias y de rumorosidad incansable, el encanto de albergar la mirada perdida de todo aquel que enlaza sus sueños con los de la vida en todo su esplendor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Un rincón espectacularmente atractivo (otro más, afortunadamente)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Teruel está lleno de ellos.

    Saludos Javier.

    ResponderEliminar